Champú de agua de arroz, lo último para un pelo sano

También puedes usar agua de haber hervido arroz

anamas

El champú de agua de arroz está de moda, de hecho sus búsquedas en Google se han incrementado en todo el mundo y cada vez se vende más. Según sus usuarias se trata de un producto que restaura el cabello y lo deja saludable, especialmente si se trata de cabellos rizados con tendencia a encresparse.

Y además si no tienes tu champú de agua de arroz en casa, existe un remedio casero que hará las veces del mismo, lavarte el pelo con agua de arroz, ya que el agua de arroz contiene un hidrato de carbono, el inositol, cuya acción reparadora sobre el pelo es enorme, sobre todo si está muy estropeado. Pruébalo y notarás que le devuelve elasticidad y suavidad a tu melena.

Para ello lo aconsejable es hacerlo una o dos veces a la semana después de aplicar el champú y aclararlo. Bastará con echarte un vaso de agua de arroz y dejar actuar entre cinco o diez minutos, después aclara y conseguirás añadir brillo, suavidad y quitar encrespamiento a tu pelo.

Champú de agua de arroz, versión casera

@katyaniomithe REAL way to make rice water for hair growth #hair #hairtok #hairproducts #longhair♬ Strawberry – Prod by Rose

El agua de arroz es rica en vitaminas, proteínas, minerales y antioxidantes que son beneficiosos para la piel y el cabello y parece ser que forma parte del ritual de belleza de las mujeres chinas para tener esas largas y brillantes melenas.

Para preparar tu agua de arroz en casa hierve el arroz (la proporción es de 1 ½ tazas de arroz y 5 tazas de agua), lava el arroz con agua tibia para quitar los restos de suciedad y échalos en la olla con agua hasta que comience a hervir, luego deja que repose unos veinte minutos a fuego bajo, después cuélalo y guarda en un recipiente hermético hasta que se enfríe.

Lava el cabello como de costumbre quita el exceso de agua y rocía el agua de arroz en toda la melena. Deja que actúe durante 25 minutos para que los nutrientes penetren en las fibras capilares y haz un último enjuague con agua, más fría que caliente, para sellar las cutículas y combatir el encrespamiento.

MÁS SOBRE: