Pinta tu casa como un profesional con estos consejos

Si te has decidido a hacer tú mismo un lavado de cara a tu casa, pueden servirte algunos trucos

anamas

Si por fin te has animado a coger la brocha y el rodillo para darle un lavado de cara a las paredes de tu casa pero no sabes muy bien por dónde empezar, te damos algunos consejos que seguro te van a venir bien. Pinta tu casa cómo un profesional con estos consejos.

Lo primero es consultar el tiempo, ya que no es recomendable pintar en días de lluvia ni de mucho calor. Lo mejor es escoger un día seco y sobre todo en el que no haga mucho frío, ya que necesitarás dejar las ventanas abiertas para que la pintura se seque más rápido. Si vas a pintar muebles o paredes de exterior es esencial que haga buen tiempo.

Algo imprescindible también es evitar manchar a la hora de pintar, por eso es imprescindible usar cinta de carrocero y cubrir con plásticos los muebles y lámparas además del suelo. Coloca la cinta en marcos de puertas y ventanas y en las esquinas del techo y rodapie. Es tedioso pero esencial para no manchar y trabajar mejor y más rápido.

Pinta tu casa cómo un profesional, más consejos

El siguiente paso es informarte de los diferentes tipos de pintura que hay en el mercado. Las hay de todo tipo( esmaltes, lacas, barnices, pinturas para suelo, pinturas de exterior, pinturas sintéticas, a la tiza…) y no todas sirven para todas las superficies.

El color también es esencial, si la habitación tiene orientación norte no tendrá mucha luz natural, así que mejor pintarla con colores  cálidos, por el contrario si está orientada al sur puedes optar por colores más fríos.

Si la habitación tiene luz natural durante muchas horas puedes escoger colores más oscuros, si sólo tienes claridad mejor tonos más tenues.

En cuanto a la luz artificial, ten en cuenta que los LED fríos reducen la viveza de los colores; los LED cálidos acentúan esa calidez y los halógenos aportan una luz blanca que realza los colores. El color también está relacionado con tu estilo. Si tu estilo es moderno, contemporáneo, te irán más los tonos fríos y neutros cómo azules o grises. Si eres más clásico, te irán mejor los tonos neutros o cálidos, cómo los arena. Si tu estilo es más vintage serán perfectos los rosas, ocres y verdes menta.

Empieza a pintar por el techo, así podrás subsanar mejor las manchas que se produzcan por el goteo de la pintura y sobre todo recuerda perfilar los bordes primero.