uvas nochevieja

¿Por qué se comen doce uvas en Nochevieja?

En el siglo XIX ya se tomaba esta fruta para despedir el año

Ana Pérez

Cada 31 de diciembre, el tiempo se detiene en los hogares de cada familia. Se lleva a cabo una tradición extendida por toda España de comer doce uvas cuando son las doce de medianoche, pero el origen de esta práctica de Nochevieja es poco conocido.

Despedir un año para dar la bienvenida a otro es un ritual que lleva repitiéndose mucho tiempo y no existe una teoría clara acerca de esta práctica.

¿De donde viene esta curiosa tradición que cada año pone frente al televisor a miles de españoles? ¿Por qué en la Puerta del Sol? Existen varias explicaciones que sitúan el origen de las uvas en Nochevieja.


Las dos hipótesis que explican la razón de comer uvas en Nochevieja

 

Una de las teorías sostiene que esta tradición surge en 1882. Se dice que la burguesía despedía el año comiendo uvas y bebiendo champán en sus fiestas privadas. En ese momento, el ayuntamiento de Madrid prohibía los festejos callejeros, y en señal de protesta, los chulapos aprovechaban para reunirse en la Puerta del Sol para escuchar las campanadas del reloj y comer uvas, fruta barata en aquella época y como burla a la costumbre aristócrata.

La otra razón que se cree se remonta a 1909, concretamente en Alicante. Ese año hubo una gran cosecha de uvas y los agricultores de la zona querían vender el número máximo de racimos para evitar desecharlos. El éxito fue tal que se ha adoptado comer uvas cada 31 de diciembre.

También puedes leer:

«Mi hijo pretende salir de fiesta esta Nochevieja; si no, dice estar socialmente muerto»

El viral de Nochevieja que alerta: no des uvas a tu perro, ¡son tóxicas!

Anécdotas de suegros y debates por la cena en la Nochevieja de los atrevidos

iCampanadas, la forma más moderna de tomarse las uvas

¿Por qué son doces uvas?

 

Sea cual sea la teoría válida, es que la tradición de las uvas ha pasado de generación en generación hasta llegar a nuestros días. Otra de las cuestiones que se suelen plantar es por qué se comen doce uvas cada Nochevieja.

Todo apunta a que representan los doce meses del año y también que son doce campanadas las que dan la bienvenida a otro ciclo.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO