Premios Dial: 10 razones por las que Ana Guerra es la mejor anfitriona

Tienes una cita con ella y con nosotros este 23 de noviembre

Noelia Bertol
Archivado en: Ana Guerra  •  

Los Premios Dial están a la vuelta de la esquina y estamos ultimando los preparativos para vivir junto a nuestros artistas y todos los asistentes una de las noches más especiales para la música. Una noche llena de sorpresas en la que Ana Guerra se estrenará junto a Luis Larrodera como conductora de la ceremonia.

Nuestro querido Luis tiene bagaje en este terreno y sabrá arropar muy bien a nuestra artista en la tarea de presentar la gala. Ahora bien, Ana Guerra no parte de cero. La canaria suma muchos puntos a su favor, los cuales la convierten en la mejor anfitriona de los Premios Dial en Tenerife.

Te damos 10 razones por las que así lo creemos: 

1. Ana Guerra es la luz de nuestro martes

Ana Guerra

La gala de los Premios Dial tendrá lugar este martes 23 de noviembre. Puede parecer casualidad, pero el álbum que recientemente ha lanzado la artista lleva por nombre La Luz del Martes. No nos cabe duda de que Ana Guerra llenará de luz una noche en la que la que la música es protagonista y brillar, cuestión de talento.

– Tenerife es su hogar

 

Qué mejor anfitriona para nuestros Premios, celebrados en Tenerife desde hace ya numerosas ediciones, que una tinerfeña de nacimiento y de corazón. Ya sentimos esta isla como nuestra casa (son muchos años), pero más aún si es una de nuestras artistas la que nos abre sus puertas.

– También lo es la música

 

Tenerife es su hogar, pero si a esto le sumamos un evento de música y rodeada de sus compañeros de profesión, Ana Guerra está en su salsa. Es imposible que algo salga mal cuando uno se siente en su lugar, su burbuja. ¡Confiamos ciegamente en ella!

– Ligada a Cadena Dial desde el principio

 

Nos gusta ir de la mano de Ana en esta aventura porque lo hacemos seguros. La hemos visto nacer como artista y la hemos acogido desde el principio, tanto que es una más de la familia. Estamos seguros de que así será por muchísimo tiempo, pues seguimos viviendo el principio de todo. 

– Tiene experiencia

 

No es la primera vez que la cantante se pone al frente de un proyecto grande. Ya en las pasadas Navidades se convirtió en una de las presentadoras de las Campanadas en la televisión autonómica de Canarias. Pese a su juventud (tiene 27 años), Ana Guerra tiene un gran bagaje frente a las cámaras y ante un público numeroso.

– El público la adora

 

Otro punto a su favor, y es que no solo la adoramos nosotros, sino que Ana Guerra tiene un público muy fiel que le demuestra su apoyo y su cariño en cada uno de sus proyectos. Más allá de eso, la artista deja muy buena sensación en todos aquellos que la conocen, y es que es un ser de luz (los martes y el resto de la semana).

– Los artistas quieren a Ana Guerra

 

Queremos que esté cómoda en todo momento y para ello qué mejor que compartir esta gran noche con numerosos compañeros de la música. Estarán presente algunos de sus compañeros de Operación Triunfo y otros grandes artistas con los que tiene muy buena relación. Los artistas Dial forman una gran familia para los que los Premios suponen un bonito reencuentro. 

– Nos encanta su tono

 

En Cadena Dial hay artistas que llevan décadas acompañándonos y otros que se han unido en los últimos años a nuestra familia, y es que siempre apostamos por las nuevas voces, sobre todo si están cargadas de personalidad y dulzura, como es la de Ana Guerra. La artista no solo transmite sensibilidad con su voz, sino que al hablar utiliza un tono cercano y acogedor que hará que todos nos sintamos como en casa. 

– La pareja ideal de Larrodera

 

Estamos convencidos de que Luis Larrodera no puede estar más encantado con su pareja para presentar los Premios. De igual manera que Ana no puede tener mejor mentor a su lado. Seguro que ambos se apoyarán el uno en el otro en esta gran tarea. ¡Nada puede salir mal! 

– Ana Guerra es única

 

Y por último y no por ello menos importante, Ana es la mejor anfitriona para los Premios Dial en Tenerife precisamente porque no hay dos como ella. La autenticidad no se puede comprar y eso es irónicamente lo que le hace valer muchísimo.

MÁS SOBRE: