Artículo

¿Quieres levantarte de buen humor todas las mañanas? Te explicamos cinco trucos para hacerlo

Ana Pérez

Levantarse cada mañana puede ser un reto para empezar el día. Despertarse de buen humor o no puede ser muy significativo para afrontar el resto de horas.

Lo principal que se necesita para transformar tus amaneceres es tener ganas de que sea la mejor parte día.

Te proponemos una serie de trucos que podrás ir adquiriendo para que una serie de hábitos a seguir para que tus despertares sean lo más agradable posible.


5 trucos que te harán despertarte de buen humor

La luz natural puede llegar a ser el despertador más sano. Una de las razones es que si los rayos de sol te despiertan, tu ciclo de sueño se sincronizará con el de la naturaleza. Gracias a esa primera luz que entra por la ventana, el cuerpo produce serotonina (hormona relacionada con el estado de ánimo) y cortisol y automáticamente frena la producción de melatonina, la hormona del sueño.

Además, evitar un despertador sonoro y optar por la luz natural te hará disfrutar de un despertar menos traumático y necesario para empezar el día de buen humor.

El móvil es un elemento clave para arruinarte el día. Si nada más despertarte miras el teléfono, tu cerebro empieza a despertarse de manera muy rápida y estará expuesto a notificaciones que resultan una carga a primera hora de la mañana. Esto va a desviar la mente de lo que en verdad importa: tu despertar.

Antes de levantarte de la cama, hacer unos estiramientos será buena idea para despertarte de buen humor, pues favorece la circulación de la sangre y la oxigenación. Aún tumbada en la cama podrás flexionar las piernas y levantar las rodillas en el aire. Acto seguido, mover los tobillos en todas las direcciones será favorecedor. Al incorporarte de la cama, hacer movimientos suaves con la cabeza de izquierda a derecha acompañado de una respiración profunda te ayudará a enfrentarte al resto de horas de buen humor.

También puedes leer:

Ola de calor: cómo dormir sin aire acondicionado y no morir en el intento

Paso a paso: el ritual de belleza perfecto antes de dormir

Vence al sueño ¡alimentos para no dormir!

Dormir con anillos puestos puede no ser nada bueno para tu salud

Una vez ya despertadas, el siguiente paso será activar el aparato digestivo. El limón es uno de los mejores depurativos naturales, por lo que un vaso de agua con unas cuantas gotas de limón para desayunar en ayunas resultará un acierto para tu día. Es genial para fortalecer el sistema inmunológico y poner a funcionar el hígado y la vesícula.

Acto seguido, el desayuno puede ser el que decida el humor de tu día. No tomarse en serio esta comida puede afectar a tu estado de ánimo y a la energía. Tomarte el desayuno con la calma te ayudará a afrontar la jornada.

Finalmente, llega el momento de darse una ducha relajante con la que terminarás el ritual de levantarte. Para que la ducha tenga resultados óptimos, al salir podrás darte tu aceite esencial favorito: el de geranio equilibra las energías del cuerpo, el de pomelo es relajante y el de romero estimula los dolores.

 

 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO