Recalienta así la pizza para que no se quede blanda

Al calentarla, lo normal es que se reblandezca

anamas

Si cuando te sobra pizza y la recalientas para comértela al día siguiente, es muy posible que al recalentarla se reblandezca y su sabor y textura sean mucho peores. Si quieres evitarlo y conseguir que no sólo no se reblandezca sino que quede crujiente y mantenga su sabor intacto, esto te interesa.

Se trata de un truco muy sencillo que consiste en meterla en el microondas con cuatro o cinco capas de papel de cocina absorbente por debajo, con ese sencillo gesto conseguirás que el papel absorba la humedad y la pizza no quede blanda. Lo ideal es meterla cuarenta segundos a potencia máxima si se trata de una porción normal, si es más grande puedes dejarla durante un minuto.

Otra opción para que no se quede blanda es recalentarla en sartén, poniéndola sobre ella sin aceite, con el fuego a intensidad media y unos cinco minutos, eso si tapando la sartén.

Además algunas pautas para que comer pizza sea sano

sandía

Hay algunos gestos que harán que comer pizza sea algo saludable. Al igual que cualquier comida, es mucho más sano hacerla tú misma en casa, así podrás controlar los ingredientes y ya si eres capaz de hacer tú mismo la base (mejor con harina integral, la harina blanca refinada aumenta tus niveles de insulina y tu hambre) mejor que mejor, si te cuesta mucho hay varias opciones en el súper de masa de pizza.

Procura escoger  masas finas, los bordes dela pizza están llenos de calorías y no tienen nutrientes.

Come en un plato, no directamente del centro, si comes en plato pequeño engañarás a tu cerebro haciéndole creer que has comido más y además así mantendrás otras porciones fuera de tu alcance.

En cuanto a la salsa, mucho mejor si la haces en casa, las envasadas contienen mucho azúcar. Así eliminarás calorías vacías.

Además puedes reducir el índice glucémico de la pizza casi a la mitad añadiendo ingredientes ricos en fibra y proteína cómo verduras crudas y carnes magras, te ayudarán a saciarte antes.

En cuanto al queso, intenta controlarlo,  poner la mitad de queso en una pizza mantiene su sabor y puede reducir hasta un 50% la grasa saturada. La mejor opción es el parmesano picante con tan solo 22 calorias.

MÁS SOBRE: