Remedios caseros para levantar el párpado caído

El paso de los años hace que perdamos firmeza en esa zona del rostro

anamas

Los ojos, son una de las partes más importantes de nuestro rostro y tener los párpados caídos puede afectar a su belleza y simetría. Con el paso de los años vamos perdiendo firmeza y elasticidad debido al proceso natural de envejecimiento. Los músculos del párpado se van debilitando y a eso hay que sumarle la pérdida de colágeno que unido a lo fina que es la piel en esa zona, puede hacer que nuestros párpados pierdan su firmeza.

La buena noticia es que no todo está perdido, hay varias cosas que podemos hacer para prevenir y mejorar los párpados caídos y lo mejor de todo…sin tener que recurrir a la cirugía.

Uno de estos remedios además completamente natural es aplicarte una mascarilla de manzana. Y es que la manzana contiene colágeno, tan importante para mantener firme la piel,  vitamina A y E y antioxidantes y por ello es estupenda para reafirmar la piel, eliminar líneas de expresión, hidratar, eliminar impurezas y unificar el tono de la piel.

Para hacerla necesitarás una manzana, una cucharada de miel y otra de aloe vera. Debes licuar la manzana con un poco de agua hasta conseguir una textura de puré homogéneo, añade la miel y el aloe y aplica la mezcla sobre los párpados dejando que actúe durante quince minutos. Retira con abundante agua tibia y aplica tu contorno de ojos. Si eres constante notarás cómo la piel recupera poco a poco firmeza.

Remedios caseros para levantar el párpado caído, yoga facial

Además de aplicarte la mascarilla y tus tratamientos de belleza habituales, puede irte muy bien practicar unos ejercicios de yoga facial, eso si, tienes que ser constante para notarlo.

El primero de ellos consiste en elevar las cejas todo lo que puedas y mirar hacia arriba, después baja el párpado superior manteniendo las cejas arriba, nota la tensión y aguanta cinco segundos, baja las cejas y relaja los ojos, repite cinco veces.

Otro ejercicio eficaz es cerrar los ojos y presionar, suavemente, con los dedo índices en el extremo externo de los ojos, y con los dedos corazón en el extremo interno, intentando levantar las cejas a la vez, hazlo diez veces y la última vez aguanta diez segundos con las cejas elevadas.

 

MÁS SOBRE: