Consigue una pizza casera de escándalo con estos trucos

El chef italiano Pino Prestanizzi da una serie de consejos que te harán triunfar con tus pizzas caseras

anamas

Si sueles hacer pizza casera esto te interesa, se trata de una serie de recomendaciones que da el chef Pino Prestanizzi en su canal de YouTube para que tus pizzas sean dignas del mejor restaurante italiano.

El cocinero cuenta con 788.000 suscriptores en YouTube y 78.000 seguidores en Instagram, dónde hace catas de productos, comparte recetas italianas y da algunos trucos cómo estos para que tus pizzas caseras te salgan de maravilla.

El primer truco tiene que ver con la masa, según explica Prestanizzi para hacer la masa debes poner 500 gramos de harina tipo 00, 350 centilitros de agua, 10 gramos de levadura (una cucharada), 20 gramos de sal y un buen chorro de aceite de oliva virgen. Mezclar la levadura con la harina, añadir la mitad del agua y mezclar bien, luego la pizca de sal e incorporar el chorro de aceite y el agua que queda y amasar bien hasta formar una bola. Ah y muy importante dejarla tapada con un trapo limpio dos horas para que suba la masa sin que le entre aire.

Más consejos para chuparse los dedos con tu pizza

El siguiente truco que da el chef tiene que ver con la temperatura del horno, que debe estar a 300 grados o en su defecto a la temperatura más alta. Además el cocinero hace hincapié en la importancia de repartir bien el aceite por toda la bandeja e ir repartiendo la masa con la forma de la bandeja y con suaves golpes con las yemas de los dedos. 

Finalmente incorpora el orégano a la salsa de tomate, también puedes añadir orégano fresco por encima unos minutos antes de sacar la pizza del horno. A mitad del horneado añade el queso que quieras a tu gusto, así evitarás que se queme. El más típico es mozzarella y también puedes añadir pimiento, alcaparras, cebolla, huevo o lo que más te guste.

En cuanto a la manera de comerla, es otro cocinero napolitano, Enzo Coccia, el que afirma que la pizza siempre se ha comido por la calle y con las manos y más aún la pizza napolitana que es más fina y lleva menos ingredientes. Por eso para comerla debemos doblarla nunca cortarla.

Una manera de doblar que se conoce con el nombre de portafoglio y consiste en  doblarla en cuatro, es decir, a la mitad y, después, volverla a doblar otra vez a la mitad, quedando en forma de triángulo.

MÁS SOBRE: