Photo by Karsten Winegeart on Unsplash

Tu perro no puede soportar estos ruidos

Hay sonidos que no puedes percibir que ellos no aguantan

Ana Pérez

Tu perro tiene una capacidad auditiva de alta sensibilidad. Por este motivo, los ruidos en casa han de ser algo con lo que tener mucho cuidado.

El oído es uno de los sentidos que más desarrollado tiene nuestra mascota. Su rango de audición es entre 10.000 y 50.000 Hz, mientras que el de los humanos es de entre 16.000 y 20.000 Hz. Por lo tanto, nuestros perros escuchan a una distancia cuatro veces mayor que la nuestra.

Hay que ser precavidos porque perciben sonidos inaudibles para el oído humano. No soportan una serie de ruidos que no te podías llegar a imaginar. Te dejamos algunos ruidos que detestan.

Sonidos que tu perro no puede aguantar

Los caninos son extremadamente sensibles al sonido que emiten los electrodomésticos, como es la batidora, la picadora, el aspirador…Por ello, cuanto antes se familiarice un cachorro con estos aparatos es mejor. Hay que hacerlo poco a poco, sin forzar la situación.

Además, los truenos de las tormentas puede ser otra causa que asuste a nuestra mascota. El instinto les hace reaccionar ante esto como un mecanismo de defensa. Algunos animales llegan a sufrir ataque de ansiedad o incluso empiezan a cavar en paredes o sillones. En esta situación hay que mantenerse junto a él y calmarlo.

También puedes leer:

¿Quieres saber si cuando duerme tu perro está soñando?

¿Crees que tu perro te hace caso? Aquí las 7 razas más obedientes

¿Por qué a mi gato le gusta sentarse en el ordenador?

Que tu gato pueda tomar leche es todo un mito: descubre el porqué

A tu gato le puede afectar como te sientes cada día

Las sirenas de la policía, bomberos o ambulancias también son odiadas por tu perro. Se dice que es porque guardan un cierto parecido con un aullido de perro, como si se estuviera pidiendo auxilio. Otras dicen que simplemente es por el miedo que produce ese sonido.

Los instrumentos musicales son otra de las molestias para los perros y les irrita profundamente. Esto les puede generar miedo, y si no se reacciona a tiempo, puede desencadenar en un problema grave. Para evitarlo, demuéstrales todo tu cariño y sentirán que se sienten protegidos.

MÁS SOBRE: