Un gato cobra entre 6.000 y 12.000 euros por cada sesión de fotos

Rodrigo Díaz

Saray Esteso nos acerca la historia de un popular gato que es el reclamo de todas las marcas de automoción, ¡atento!


De forma casual, este animal se hizo famoso gracias a su dueño, un hombre dedicado a la industria automovilística. En una exhibición, decidió colocar al gato posado en sus coches, llamando de inmediato la atención de los asistentes.

Mao Mao, que es como se llama el felino, acaparó la atención de todos, convirtiéndose desde entonces en la principal atracción en cada feria de coches que visita.

Su dueño asegura no aceptar más de cuatro o cinco eventos al año, ganando por ellos entre 6.000 y 12.000 euros. Como premio por su éxito, ya ha comentado a los medios que le compra la mejor comida del mercado, ¡como para no!

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO