Jorge Javier y Ana Rosa

Ana Rosa y Jorge Javier mantienen un desencuentro en directo

El catalán asistía al espacio de la madrileña para presentar su nuevo libro

Carmen Álvarez

Una de apariciones sorpresas de El programa de Ana Rosa este pasado miércoles ha sido la de Jorge Javier. El motivo por el que ha asistido al espacio era para presentar su último libro, Antes del olvido.

El presentador ha arrancado una gira por diferentes puntos de nuestro país en la que pretende dar a conocer su nueva novela. Antes de las vacaciones navideñas, el catalán ha formado parte del equipo del programa en los últimos minutos. Pero, según él, no ha tenido mucho tiempo para hablar sobre su libro, ya que en el programa se ha seguido hablando sobre la percha de actualidad de la tarde. El tema se centraba en la nueva ilusión que tiene Ortega Cano y en la misa funeral que organizó Junko para todos los que no pudieron despedirse de su marido, Bernardo Pantoja.

Uno de los momentos más destacados de la mañana fue cuando Jorge Javier habló sin tapujos y se lamentó públicamente de que estuvieran «todo el rato en misa«. «No le deis mucha bola que tengo que hablar de mi libro«, resaltaba. «Perdona, ¿me has traído solo de cebo?«, preguntaba en tono irónico; pero Ana Rosa ha sido tajante con su respuesta: «Vamos a empezar a dejar las cosas claras, yo no te he traído, tú has venido».


En los últimos minutos del programa, Jorge Javier pudo cumplir con el propósito que le había llevado a ese espacio de Mediaset, pero la presentadora le volvía a lanzar otro zasca. Mientras este se encontraba con el libro en las manos, ha comentado que la imagen de su portada estaba «un poco retocada» y que poco tenía que ver con su verdadera imagen real. «Hombre, claro, si es una ilustración», comentaba él.

Jorge Javier a Ana Rosa: «Cuidado con ese planteamiento porque es muy dañino y tramposo»

 

El momento más tenso de la jornada se ha vivido cuando el presentador de Sálvame habló sobre sus emociones que se reflejan en el libro. Una de ellas fue la depresión que le llevó a replantearse su vida. «Lo que no se puede es vivir amargado porque no hay derecho«, le comentaba su compañera. «No, pero hay momentos en los que uno tiene que estar triste y no pasa nada. No podemos ser tampoco una feria«, le respondía Vázquez. «Uno tiene derecho a sufrir y a quejarse, pero no hay derecho en personas como nosotros, que al final somos unos afortunados«, defendía la periodista.

«Pero cuidado con ese planteamiento porque es muy dañino y tramposo», le cortaba el presentador de Sálvame. «Una de las cosas que me parece más importante es el trabajo, porque es donde dedicamos más tiempo, a nuestro trabajo«, opinaba la madrileña. «Pero es un peligro altísimo. Tal y como me ha dicho mi psicóloga, todas las adiciones son malas y la adicción al trabajo es otra adicción, y es tan mala como cualquier otra«, hacía hincapié Jorge Javier.

«Uno tiene derecho a la tristeza, pero tiene la obligación de ser feliz y hacer felices a los que están a tu alrededor«, le comentaba Ana Rosa sin cambiar su punto de vista. «Uf, eso es un horror, no comparto absolutamente nada. No hay nada que nos haya llevado más a la frustración que la obligación de ser felices. No podemos vivir con ese listón tan alto. No tenemos nada que ver«, le contestaba el catalán.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO