Cepeda en concierto

Cepeda se deja oír en todos los rincones: ¡incluso en una boda!

Uno de sus primeros temas resuena en el momento de los anillos

Ana Pérez
Archivado en: Cepeda  •  

La música mueve el mundo, como lo hace de las emociones y las masas. Allá donde vayamos siempre se acabará escuchando música, y no es sorpresa que las canciones de Cepeda resuenen en cualquier lugar.

Este arte tan sonoro es el fenómeno más emocional que existe. La música hace que se conecte con el propio cantante, con nosotros mismos y con la propia letra. Es decir, este sonido termina por conectar a la gente, y, ¿Cuál es la unión más intensa que existe?: el matrimonio.

Unir los conceptos de boda y música en ella siempre es un acierto, y más si se trata de Cepeda. Al artista gallego le ha llegado un vídeo en el que se puede apreciar como en el momento de los anillos suena el tema de Pídeme la vida, que encaja a la perfección con la magia del momento.

El intérprete de La Fortuna no duda en agradecer este bonito gesto y lanza un mensaje a los contrayentes: «sed superfelices». ¡Viva el amor!

El tema que se escucha pertenece a Principios, el primer álbum del artista por el que saltó a la fama tras su salida de Operación Triunfo. 

También puedes leer:

Cepeda acepta la propuesta de India Martínez y permite que cumpla su sueño

Cepeda celebra su aniversario más especial

Un Cepeda de teletienda: el ‘anuncio’ más hilarante que verás esta Navidad

Sin duda, nadie podría vivir sin la música, y aquí dejamos la letra que sonó en ese momento perfecto.

Pídeme la vida – Cepeda

Como el agua del rocío de esa bridna que se muere por verte
Como espuma de las olas que golpean cada parte de esta realidad
Como arena del desierto de tu cara cuando me dices que no quieres verme
Como trece gatos negros que se cruzan deseándome tenerte
Como un barco a la deriva, naufragando con el aire de tu boca
Dando parte de que en parte pueda que yo sea parte de esa roca
Que me quema tu mirada fría y dulce cuando menos me lo espero
Esperando que se hunda de una puta vez el miedo al decir «te quiero»
Son mis ganas de vivirte las que hablan por mí
Son las puertas de este corazón abierto
Que no cabe en mi maleta, si me tengo que ir
Pídeme la vida
Pídeme la vida que la tengo para ti
Aún nos quedan pasos mancos dibujando con la mano un recorrido
Sin saber a donde vamos pero siempre dibujándolo contigo
Que por más que quiera yo beber del vaso medio lleno del olvido
Siempre llega recordándome que está medio vacío
Y son mis ganas de vivirte las que hablan por mí
Son las puertas de este corazón abierto
Que no cabe en mi maleta si me tengo que ir
Pídeme la vida
Pídeme la vida que la tengo para ti
Pídeme la vida que la tengo para ti

MÁS SOBRE: