La policía alerta: Cuidado con las estafas digitales.

La Guardia Civil lanza una alerta para advertir sobre el timo de la «mulas de dinero»

Advierten del peligro de esta estafa que convierte a las víctimas en delincuentes.

Guss González

La Guardia Civil ha puesto en alerta a los ciudadanos respecto a una nueva forma de estafa digital. Los delincuentes, una vez que se han hecho con el botín mediante sus ataques, entran en contacto con otras personas a las que utilizan como «mulas de dinero», en argot criminal.

El reclamo muchas veces es sustancioso, llegando a ofrecer una comisión al también estafado. Se han descrito casos en los que la «mula» ha llegado a recibir ofertas de hasta el 10% de comisión por realizar una simple transferencia bancaria.

Sin duda, este procedimiento es completamente fraudulento, con el agravante de que los nuevos engañados, los que ejercen de «mulas», se convierten automáticamente en participes del delito sin tener conocimiento de ello.


Ciberdelincuente en acción.

 

¿Qué son las «mulas de dinero»?

 

En un video explicativo que ha lanzado la Guardia Civil, precisamente para explicar a la ciudadanía este método delictivo, aclaran que hacer de «mulas» implica blanquear dinero de procedencia ilegal.

Aproximadamente, el 90% de los ciudadanos que «pican» son finalmente relacionados con estafas realizadas mediante diferentes plataformas digitales. Pero, ¿cómo funciona este entramado digital?

El criminal consigue una cantidad de dinero mediante métodos fraudulentos. A continuación, contacta con un tercero que inocentemente accede a realizar una transferencia a cambio de un porcentaje. Finalmente, el dinero queda blanqueado y el rastro prácticamente borrado. Sin embargo, esta fórmula implica que el tercero, también engañado, se convierte en parte y por tanto en delincuente.

«Los criminales contratan a personas para que reciban en sus cuentas bancarias el dinero ilegalmente obtenido», puede leerse en el tuit que ha publicado la cuenta oficial de la Guardia Civil.

El dinero suele proceder de todo tipo de actividades ilícitas: malware, campañas de phishing, fraudes con tarjetas de crédito, etc.

Recibir estas cantidades y realizar transferencias con este dinero implica, naturalmente, formar parte de un delito que conlleva sanciones económicas y penales. Ten mucho cuidado…

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO