SimSwapping: cuidado si te quedas sin línea en tu móvil, puede ser una estafa

anamas

En los últimos tiempos la telefonía móvil ha avanzado a un ritmo vertiginoso, algo que tiene ventajas pero también inconvenientes, como las brechas de seguridad que pueden hacer que nuestros datos peligren.

Si estás hablando por teléfono, se te corta la llamada y no puedes reanudarla porque te has quedado sin línea, es posible que estés siendo víctima del SimSwapping, un fraude con el que el que el timador nos usurpa la identidad de la línea mediante un secuestro de nuestro número telefónico, al conseguir un duplicado de la tarjeta SIM.
Tal y cómo explica la OCU en su página web, «alguien hace un duplicado de tu tarjeta SIM para poder recibir sí el SMS con el código de confirmación que los bancos envían al móvil de sus usuarios cuando estos realizan alguna operación (transferir dinero, solicitar un préstamo…) por internet«
Y para conseguir ese duplicado, «para llevar a cabo este timo, el ciberdelincuente se habrá hecho previamente con un duplicado de tu tarjeta SIM, algo que puede conseguir presencialmente o por teléfono según la operadora de telefonía móvil»
«Si bien nuestra compañía debería identificar de alguna manera al titular (preguntas personales, presentación del DNI…) y asegurarse que la persona que está tramitando el duplicado de la SIM es quien dice ser, esta medida de seguridad puede ser violada«, añade la organización.

El ciber atacante al duplicar nuestro número de teléfono, utiliza ese sistema para usurpar nuestra identidad, autenticarse en nuestro banco y robarnos.

Después cogen un terminal de telefonía móvil que ponen a nombre de una tercera persona y se descargan la la aplicación para el móvil de la entidad financiera con la que opera el cliente.

SimSwapping, a por tu dinero

Al no poder haber dos SIM activas asociadas al mismo número, el teléfono de la víctima se queda sin linea.

Con la nueva  SIM en su móvil al timador sólo le queda saber cual es tu banco, algo que conseguirá fácilmente si tienes la app de tu banco instalada en el móvil, luego llamará al servicio de atención al cliente y dirá que ha olvidado de la contraseña, con lo cual conseguirá que le manden una nueva al número de teléfono asociado a la cuenta y así conseguirá acceder a tus cuentas bancarias.

Tal cómo recoge 20Minutos, «Una vez que llega el SMS con la nueva contraseña al terminal telefónico bajo control de la organización, acceden a través de la aplicación a la banca online de la víctima y visualizan sus tarjetas bancarias, las cuales vinculan a aplicaciones móviles para realizar reintegros en cajeros y pagos a través de teléfono«

Los timadores harán un cambio de titularidad de la SIM para que la persona timada no pueda recuperar la línea y ellos puedan hacer la mayor parte  de operaciones fraudulentas, antes de que el perjudicado presente una denuncia.

Lo más recomendable para evitar este tipo de estafas es no dar alegremente nuestro teléfono móvil, ni tenerlo en redes sociales cómo dato público o darlo al descargarnos gratis una película por ejemplo.

La recomendación de la OCU si has sido víctima de este tipo de estafa es «alertar a tu banco y reclamar que te devuelvan los cargos no autorizados, aportando la denuncia a la policía que habrás tramitado previamente«