inflación Aprende a ahorrar en la lista de la compra con estos sencillos trucos.

La inflación por las nubes: te detallamos los productos que más han subido

El INE confirma un IPC del 10,2% el pasado mes de junio

Nuria Serena

La inflación ha alcanzado un nuevo máximo desde 1985: 10’2% según los datos confirmados ayer por el Instituto Nacional de Estadística.

El IPC (índice de precios al consumo) anda desbocado. La guerra con Ucrania está pasando factura a nivel macro y microeconómico. Y nuestros bolsillos se resienten.

Ir a llenar el carro de la compra al supermercado es en este 2022, 500 euros más caro por hogar respecto al año pasado.


Además, ha surgido el fenómeno de la reduflacion, comprar menos producto por el mismo precio, que muchas marcas han puesto en práctica.

IPC: los productos que más han subido de precio

 

La gasolina, la electricidad y el gas no son los únicos responsables del desbocamiento del IPC en nuestro país.

Hay otros muchos productos que han incrementado su precio si los comparamos con el mismo mes de junio de 2021. Estos son los datos del INE:

combustibles líquidos para el hogar (104%);

-aceites comestibles como el de girasol (87,5%) y el aceite de oliva (27,2%).

-Turismo (hoteles, hostales y pensiones) (45%);

-gasóleo (42,7%);

-gasolina (34,4%);

-electricidad (33,4%),

butano y el propano (33,4%),

-alimentos como la pasta (28,8%) y la harina (28,1%)

-huevos (23,9%);

mantequilla (23,1%);

salsas y condimentos (21,5%);

-leche desnatada y la entera (21,1 y 20,7%);

-fruta fresca (19,3%);

-alimentos para bebé (16,7%),

-yogur (15,6%);

-carne de ave (14,1%),

-pan (13,9%);

-carne de vacuno (13,1%);

-café (11,8%);

-pescado (11%)

-queso (10,5%).

 

La vivienda, más cara

 

Y tras los bienes de consumo dedicados a la alimentación, los otros dos grandes factores que han contribuido al alza del IPC son:

-el gasto en vivienda (electricidad y gas), que contribuyó con 2,7 puntos porcentuales al alza de precios en junio

-el transporte (gasolina y el diésel), que añade 2,5 puntos porcentuales más.

 

El futuro no es tampoco muy esperanzador. El panorama económico internacional parece cada vez menos propicio para que la inflación pueda controlarse e ir corrigiéndose.

Rusia sigue con interrupciones en el suministro de gas a varios países de la UE por las sanciones recibidas tras la invasión de Ucrania.

Pero si Putin decide cumplir su amenaza de interrumpir el tránsito de gas ruso por completo, la inflación podría alcanzar cotas todavía más elevadas y durar mucho más tiempo.

 

MÁS SOBRE: