Bol de ramen.v

Mercadona se apunta a la moda del ramen… ¡y lleva panceta!

La cadena valenciana de supermercados sorprende con el lanzamiento de un precocinado de ramen con panceta con el que te chuparás los dedos.

Guss González

Mercadona apuesta por la innovación reinventándose a cada paso. A las órdenes del consumidor, que denominan internamente como «el jefe», la cadena lanza todo tipo de soluciones nutricionales e incluso servicios, que revolucionan la cesta de la compra.

En sus estantes podemos encontrar todo tipo de productos de gran consumo bajo las marcas blancas de Hacendado, Bosque Verde, Deliplus y Compy, lanzamientos que se remontan, en algunos casos, a 1996.

Ahora, entre sus apuestas, se suma a la moda de lo exótico ramen lanzando un innovador producto a base de ramen con panceta de cerdo, que sin duda hará las delicias de los mas exigentes.


 

Mercadona apuesta por el ramen

 

El ramen es un plato de fideos originario de Japón, con todo tipo de versiones regionales. La preparación común se elabora a base de fideos de distintos tipos cocinados en un caldo de huesos de cerdo, pollo y diferentes verduras.

Las sabores del guiso varían según los aderezos: desde los clásicos, a base de pasta de miso o salsa de soja, hasta los más elaborados con guarniciones de carne de cerdo.

Mercadona apuesta así, por una versión precocinada del ramen en una presentación individual de 180g y a un precio imbatible de 2,20 euros.

El producto es bajo en azúcares añadidos, con tan solo 1,5gr, lo que representa el 2% del procesado. En el etiquetado, observamos que contiene un 61% de fideos, un 15% de panceta y un 13% de verduras variadas (zanahorias, guisantes y col rizada).

Bandeja de ramen con panceta de Mercadona.
Imágenes de la web de Mercadona.

Este plato elaborado es candidato a convertirse en uno de esos «procesados sanos» por su cuidada elaboración y su aportación a nivel de nutrientes.

Si además lo quieres hacer más personal y saludable, añade algunos ingredientes propios, como un huevo cocido, cebollino picado o semillas de sésamo.

Puedes subir la apuesta, incorporando un puñado de edamame o incluso algas wakame, que se pueden encontrar con cierta facilidad en versión deshidratada.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO