jueces masterchef samantha jordi cruz y pepe rodríguez

El motivo por el cual la audiencia de MasterChef 10 pide la expulsión de David

El aspirante se enfrenta con agresividad a Pepe Rodríguez

Ana Irigoyen

La tensión se podía cortar en la prueba por equipos del anterior episodio de MasterChef. Cada aspirante lo daba todo por evitar ser el expulsado de la semana. Esta presión ha provocado que uno de los concursantes tuviese una mala actitud en las contestaciones que le daba a Pepe Rodríguez.

Los cinco concursantes elegían equipo al azar, María Lo capitaneaba el equipo azul junto a Verónica y Adrián. Por otro lado David y Patricia eran el rojo que se quedaba sin líder pero aunque David cogió este papel. Sin embargo, pronto comenzaron a desesperarse porque no les salía el bizcocho.

Patricia tuvo que volver a elaborarlo, pero David se confundía de nuevo en los cálculos con las proporciones. «Este es el bizcocho, lo he desmenuzado para ver si se puede aprovechar» decía el aspirante a Pepe Rodríguez. El chef le respondía preguntándole: «Pero esto qué es? Dos colores, dos texturas. ¿Esta receta de dónde es? ¿Es una receta coreana?». 



La tensión fue aumentando cuando Pepe le advirtió al aspirante que el caramelo no se había secado bien y que por lo tanto tampoco se podía sacar. Ante esto David respondía: «¿Y qué vas a poner Pepe?». «Lo poco que tengamos, contestaba el chef.»

Las agresivas contestaciones de David de MasterChef a Pepe Rodríguez

El palto estaba totalmente incompleto y Jordi también intervino para ayudarles. «¿Estás orgulloso?», le decía Pepe a David. El aspirante contestaba con sarcasmo: «Orgullosísimo, rebosante de felicidad». «Dale marcha David, que me vas a quitar la afición» continuaba el chef, a lo que el asturiano respondió intranquilo: «Déjame tranquilo, Pepe, me estoy poniendo de los nervios». 

Pepe y Jordi no paraban de bromear acerca del error cometido por el aspirante: «Clases urgentes para los dos de matemáticas, ¿vale?», le soltaba Pepe. «Es que no sabéis multiplicar y creo que no sabéis ni leer» finalizaba. David estallaba diciendo: «Al final me lo saca el demonio, ehhh. Lo mejor es que esté callado ahora mismo que así estoy más bonico»

La discusión finalizaba cuando el aspirante dijo: «Pepe ya está. Estoy cabreado, qué pasa. ¿No puedo estar cabreado? Si me faltan el respeto… Si me dices que no se leer ni escribir y no se calcular». El chef se defendía diciendo: «Una falta de respeto es hacer un helado mal pesado y hacer cinco bizcochos».

MÁS SOBRE: