Este es el municipio madrileño más barato para alquilar

Un informe publicado por el portal inmobiliario Idealista da algunos datos sobre el alquiler en Madrid

Ana Más

Un informe publicado por el portal inmobiliario Idealista explica que el alquiler de viviendas en la Comunidad de Madrid ha variado con respecto a los meses anteriores, en concreto un 4,2% más durante los últimos tres meses de 2022 y una variación de 5,7% respecto al año pasado. 

El estudio recoge además las zonas dónde el alquiler es más barato en la Comunidad de Madrid, según datos del mes de junio de 2022 y teniendo en cuenta el precio por metro cuadrado. 

Según explica  20Minutos, «el coste de alquilar una vivienda en la Comunidad de Madrid al cierre del mes de junio de 2022 era de 14,5 euros por metro cuadrado. El máximo histórico en los precios del alquiler en la región tuvo lugar en mayo de 2020, con un costo de 15,4 €/m2, por lo que en junio de este año hay una variación de -5,7%.»


Miraflores, el municipio madrileño más barato para vivir de alquiler

El estudio también habla de las zonas más y menos caras en la Comunidad de Madrid en lo que a alquiler se refiere. La zona más cara sin duda es la propia ciudad de Madrid, dónde el precio se sitúa en 15,7 €/m2, esto supone un crecimiento del precio en un 4,6% en el último trimestre y un crecimiento del 7,9% respecto al año anterior. 

Seguido de Madrid capital está El Bosque, con un precio de 15,9 €/m2 , a este le sigue La Moraleja, con un precio de 15,0 €/m2.  Tras ellos Villaviciosa de Odón, con un precio de 12,9 €/m2 y Pozuelo de Alarcón y Majadahonda cuyos precios de alquiler estaban el mes pasado  en 12,6 €/m2. 

En el lado opuesto Miraflores de la Sierra y Aranjuez, son los municipios más baratos para vivir de alquiler, con un precio de 7,8 €/m2. Arroyomolinos, ocupa el tercer puesto en alquiler barato con un precio de 7,9 €/m2. 

Y es que como todo, alquilar una vivienda tiene sus pros y sus contras, entre sus ventajas está que no necesitas tener ahorros para hacerlo, conlleva muy pocas gestiones, aporta beneficios fiscales al inquilino y al propietario y además hay menos gastos, ya que los asociados a la vivienda los asume el propietario salvo que se acuerde otra cosa.

Pero también tiene alguna que otra desventaja, por ejemplo que no puedes hacer cambios en la vivienda sin permiso o que suele ser por un tiempo concreto, al margen de que el dinero que destinas en una hipoteca va destinado a tener una vivienda en propiedad, el de un alquiler no.

 

MÁS SOBRE: