Una chica se retira el maquillaje en su hogar.

¿Qué es un desmaquillante bifásico y por qué debes incluirlo en tu neceser?

La nueva alternativa a los desmaquillantes tradicional es perfecta para retirar la suciedad de tu rostro

Teresa Moreno

¿Has pensado alguna vez si el desmaquillante que usas es realmente cuidadoso con tu piel? O lo único que has llegado es a elegir entre agua micelar y toallitas desmaquillantes. Fuera como fuese, la rutina de desmaquillarse es algo muy importante para cuidar nuestra piel y seguir luciéndola radiante. 

Pese a que en muchas ocasiones la pereza pueda invadirte, retirar los restos del maquillaje del rostro antes de irte a dormir es un básico para poder tener una piel cuidada. Las marcas cosméticas, que cada vez son más conscientes de esto, ingenian nuevos productos para que nuestra rutina facial diaria no nos robe mucho tiempo. 

¿Cómo? Creando productos que nos ayuden a retirar el maquillaje, limpiar la cara de todos los factores contaminantes e hidratarla en un solo paso. 


Una joven se desmaquilla los ojos con mucho cuidado.
Getty

¿Qué es un desmaquillante bifásico? 

El desmaquillante bifásico es un producto compuesto como su propio nombre indica por dos líquidos, uno más acuoso y otro más oleoso. La combinación de ambos es la que permite su solubilización y que al aplicártelo sea una alternativa eficaz. 

Los tensioactivos, que son aquellas sustancias que sirven para atrapar la suciedad, se encuentran en la parte acuosa. Esto ayuda a despegar hasta los restos más difíciles de tu piel. Sin embargo, seguramente te haya surgido la duda de si son o no aptos para el maquillaje waterproof.

La realidad es que, aunque resulte un poco más aparatoso, aplicar el desmaquillante bifásico en tu rostro te ayudará a retirarte el maquillaje sin frotarte ni presionarte la piel.  La clave está en su tensoactivo, que resulta tan potente y actúa como mediador con el agua haciendo que hasta el maquillaje waterproof desaparezca.

¿Cómo se aplica? 

La forma de aplicarlo es probablemente lo que más gente desconozca. Antes de nada, necesitas agitar bien el producto para que ambas partes del producto se mezclen. Es importante que tengas en cuenta que no se mezclarán al completo, pero sí lo suficiente como para crear una textura lo más homogénea posible y así, poder aplicártelo en el rostro.  

Después echa un poco del producto sobre tu disco desmaquillante y aplícalo solo sobre tus ojos y los labios. ¿Por qué? Porque suele estar compuesto por elementos muy grasos y la textura que dejan no suele gustar mucho a las personas que lo utilizan, pero son necesarios para poder eliminar el maquillaje waterproof, que normalmente siempre solemos aplicar en los ojos y en los labios.

Retirar rimmel de las pestañas con cuidado.
Getty

 

Olvídate de frotar al desmaquillarte. Deposita tu disco desmaquillante sobre el parpado presiona suvamente varios segundos. Después, realiza pequeños movimientos hacia un lado y otro y retira los restos del rimmel, el eyeliner y las sombras sin que se te caiga ninguna pestaña y sin que se te irrite la zona.  

Repite todo este proceso hasta que te hayas retirado por completo todo el maquillaje. Sigue el mismo procedimiento para desmaquillar el pintalabios fijo que te has puesto. Empápalo y presiona tus labios y después, en pocas pasadas intenta retirar la mayor cantidad posible hasta que ya no quede nada.  

Para continuar con tu rutina de limpieza facial es aconsejable recurrir a algún gel limpiador para retirar el resto de suciedad y los componentes más grasos de la cara. De lo contrario, podrían salir bultitos o granitos en la piel.

Diferencias con el agua micelar y las toallitas desmaquillantes 

Tras leer todo esto seguramente te hayan surgido dudas de cuál de todas las alternativas desmaquillantes que hay en el mercado es mejor. Es una decisión muy personal y todo dependerá de tu tipo de piel, pero la realidad es que el desmaquillante bifásico es muy útil para retirar todos aquellos productos resistentes al agua que solemos ponernos.

Una tarea que nos resulta más tediosa y lenta si lo hacemos con agua micelar o las toallitas desmaquillantes. Es precisamente por eso por lo que este producto debería estar incluido en tu neceser como un producto imprescindible para tu rutina facial más.  

MÁS SOBRE: