El susto de los periodistas Iñaki López y Andrea Ropero con su niño

El pequeño ha estado unos días ingresado en la Fundación Jiménez Díaz

Ana Más

Los periodistas de La Sexta Iñaki López y Andrea Ropero son pareja desde hace diez años y han formado una bonita familia con su hijo Roke al que en unos meses se unirá el bebé que esperan. Un dulce momento vital que sin embargo se ha visto enturbiado por un problema de salud de su pequeño, que incluso ha tenido que ser ingresado en la unidad de pediatría de la Jiménez Díaz.

Era su madre, Andrea Ropero la que compartía la imagen del bracito de su hijo lleno de vías, junto a un mensaje de agradecimiento a todo el personal sanitario que ha cuidado de él este tiempo: «GRACIAS a todo el personal de urgencias y de la planta de pediatría de la Fundación Jiménez Díaz por los mimos, el cariño y el cuidado de estos largos días. Elena, Maite, Raquel, Montse, Magda…sois unas pediatras y enfermeras maravillosas. Gracias infinitas de parte de Roke ❤️ @enfermeriafjd_uam».

Durante este tiempo además la pareja ha recibido muchas muestras de cariño de otros rostros televisivos conocidos  como Anhoa Arbizu, Lorena García o Laia Jiménez entre otros.


Así anunciaron Andrea e Iñaki la llegada de otro bebé


Afortunadamente el susto ya ha pasado y Roke ya está en casa dónde esperan juntos la llegada de ese nuevo hermanito o hermanita cuyo nacimiento anunciaba su televisiba mamá estas navidades a través de su Instagram, dónde junto a la foto de unos patucos escribía,  «Se avecina un 2023 muy especial en casa…».

No sabemos si esta vez le ocurrirá al periodista lo mismo que en el parto de su primer hijo, una anécdota que contaba en Liarla Pardo él mismo, «Roke es ochomesino. Andrea se empezó a sentir con molestias y fuimos al hospital. Pero yo estaba absolutamente convencido de que nos mandarían de vuelta, aun así la pusieron en una sala de espera, a dilatar, y cuando me dieron la bata me vi tan simpático que me hice unas fotos, hasta el punto de que tuvo que llegar la enfermera para decirme: ‘no llega usted al nacimiento de su hijo'».