Los mosquitos

Por qué atraemos a los mosquitos y cómo conseguir «escapar» de ellos

Hay un motivo por el que pican más a unos que a otros

Sandra Escobar

La ola de calor y las altas temperaturas que nos acechan este verano especialmente caluroso facilitan el aumento de la presencia de mosquitos, esos tediosos insectos que pueden llegar a amargarnos los días (y noches) de la época estival.

Las picaduras y su simple presencia se vuelven todavía más molestas si encima eres de esas personas que sufren reacción a su contacto. Y no hablemos ya del insistente picor en la piel cuando uno de estos animales alados se posa sobre nosotros.

Pero hay una pregunta que siempre nos acecha cuando compartimos habitación varias personas y, habiendo mosquitos, solo le pican a una: ¿por qué los atraemos? No se trata de una cuestión de suerte o de, como decían nuestros padres, nuestra sangre «es más dulce».


El motivo por el que los mosquitos pican más a algunos

La respuesta la tiene Mar Santamaria Sala, responsable de Atención Farmacéutica de PromoFarma by DocMorris. Según explica la experta, pueden detectar el dióxido de carbono que exhalamos al respirar y es así como nos localizan.

Picadura de mosquitos (Getty)

Aunque eso no es lo único que los atrae, ya que los mosquitos son sensibles también al ácido láctico que desprendemos con el sudor y al calor corporal. Y ese es precisamente el motivo porque el que pican a unos y a otros no, porque la microbiota cutánea es diferente en cada individuo.

Trucos para huir de ellos

Ahora bien, por mucho que conozcamos el motivo por el que vienen a por nosotros, poco podemos hacer para evitar que nos piquen. Lo que sí podemos hacer, como apunta Santamaria, es «despistarlos» usando algún repelente.

Pero no todos los repelentes son iguales y hay que tener especial cuidado en caso de los niños, las embarazadas o si se tiene la piel sensible. «Para que funcionen bien hay que volverlos a aplicar a las 4 horas o según indique el etiquetado de cada producto (según la concentración de sustancia biocida que esté presente)», señala la experta.

Si prefieres optar por ingredientes vegetales más naturales y no sintéticos, entonces el citriodiol es tu aliado. Se trata de sustancias químicas producidas por las plantas para defenderse de los ataques de los insectos que se extraen de los aceites esenciales de algunas plantas botánicas.

Además de estos, hay otros dos truquillos mucho más sencillos con los que escapar de los mosquitos:

  • Aplicar primero el fotoprotector, y, luego (trancurridos unos 15-20 minutos), el repelente de mosquitos. Siempre en este orden.
  • No tocar ni rascar las picaduras. Así evitarás que molesten más y puedan infectarse. Aplica frío local, preparados tópicos con sustancias antihistamínicas o una loción con calamina.