Una pareja debate si hacer la declaración de la Renta de forma conjunta o no.

Lo que se lleva Hacienda de tu «sí quiero»: esto debes saber si te casas

A menudo olvidamos la responsabilidad a nivel fiscal que supone una boda

Ana Más

Según el Libro imprescindible de las bodas publicado por Bodas.net, Google y Esade el coste medio de una boda es de 21.056 euros, pero las más de 2.200 parejas entrevistadas para el Informe del Sector Nupcial 2024 afirmaron haber llegado a los 23.750 euros (sin contar la luna de miel). Hoy hablamos de algo que te interesa y mucho si te casas pronto.

Pero además de los preparativos que supone casarse: invitados, lista de bodas, banquete, vestido de la novia, traje del novio, peluquería, maquillaje, fotógrafo y luna de miel como poco, la boda supone una responsabilidad a nivel fiscal que a menudo olvidamos o queda en un segundo plano.

Desde 20Minutos aluden a los expertos de TaxDown que de lo primero que nombran en este sentido son los regalos que reciben los novios, algo que Hacienda considera «una adquisición a título gratuito, es decir, como si fuesen una donación«, explican y añaden que por ello tienen que tributar el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que varía dependiendo del patrimonio de los novios y de la comunidad en la que se encuentren.


Más cosas que debes conocer a nivel fiscal si te casas

Dos personas contrayendo matrimonio.
Getty

Sobre los regalos en efectivo los expertos de TaxDown explican que «existe un umbral a partir del cual las entidades bancarias tienen la obligación de informar a la Agencia Tributaria sobre los ingresos en efectivo superiores a 3.000 euros o el ingreso de billetes de 500 euros» y añaden que la mejor forma de recoger esos regalos en efectivo es mediante transferencia o bizum, ya que «en caso de una inspección de la Agencia Tributaria, queda constancia de que no se trata de un movimiento irregular».

Y es que, «Si no se declaran ante Hacienda los regalos de boda, ésta podría considerar que se trata de una ganancia patrimonial no justificada, pudiendo efectuar el requerimiento en cualquier momento, posterior a la celebración de la boda, (hasta por un plazo de 4 años) solicitando información sobre la procedencia del dinero que fue ingresado el día correspondiente a la celebración«, explican desde administrativando.es.

 Enrique García, CEO de TaxDown, se refiere también a la forma más recomendable de hacer la declaración de la renta una vez casados, de manera individual o conjunta y explica que: «Aunque a priori la presentación de la declaración de la renta de forma conjunta presente beneficios económicos, has de considerar si en tu caso esto es beneficioso. Sólo compensa realizar la tributación conjunta cuando una parte de la pareja no tiene ingresos, el otro caso se da cuando los ingresos de ambos miembros son bajos en familias monoparentales».