Sexualidad

Icono Podcast

¿Qué Falló en el Sexo?

Cadena Dial

De la mano de Álvaro Díaz, cada 15 días queremos abrir una ventana al sexo con expertos y expertas que nos ayuden a clarificar más sobre un tema de aun siendo el siglo XXI siguen siendo tabú. El contenido de este podcast está destinado a las mujeres en su mayoría y a las parejas que tras muchos años de vinculo amoroso han perdido la ilusión por el sexo y sus beneficios para que su relación funcione. Nuestro lenguaje va a ser educado, pero vamos a llamar a las cosas por su nombre.

Últimos episodios

El sadomasoquismo

La dominación sexual, también denominada Sadomasoquismo, es una palabra que viene de los términos “sadismo” y “masoquismo”. El Marqués de Sade, escritor y filósofo francés del siglo XVIII, fue el primero que utilizó este concepto en sus obras y el que dio nombre a esta práctica sexual. El sadomasoquismo se utilizaba para hablar de una patología que tiene que ver con personas que necesitan ejercer la dominación, la violencia o la agresividad para sentir excitación, o bien aquellos que necesitan lo contrario, es decir, sentirse humilladas, en una actitud sumisa o recibir dolor para conseguir placer. A pesar de ello, hay muchos casos de personas que no llegan a convertirlo en patología como tal, sino que simplemente se aficionan a este tipo de juegos en mayor o menor medida. 

¿El tamaño importa?

Hoy vamos a desmontar o, al menos, darle una explicación a un mito, ¿el tamaño importa? Sus inicios y qué valor tiene en la actualidad.  El ser humano ha evolucionado a la hora de relacionarse entre sí. Y es que nos remontamos muy atrás cuando hablamos del tamaño del pene. Esto nace de los primeros humanos, cuando no llevaban ropa. Las mujeres de la época elegían a su esposo basándose en los genitales masculinos. Es a partir de aquí que influye en la visión social del tamaño. Hoy en este capítulo vamos a explicar si realmente aumenta paralelamente el placer con el tamaño y cuál la realidad que de los hombres y las mujeres sobre el tema. 

El sexo tras una ruptura amorosa

¿Te suenan estas frases? El muerto, al hoyo, y el vivo al bollo. A rey muerto, rey puesto o un clavo quita otro clavo. Por muchas reflexiones que hagamos, las personas llevamos marcada en nuestra piel que vamos a tropezar varias veces en el amor y que tendremos que seguir con nuestra vida de forma normal y que nuestro dia a dia incluye una parcela muy importante que es el sexo. Entonces ¿Como dejar atras una ruptura y volver a tener sexo con otra persona sin hacernos daño?.   Hay psicólogos que empiezan a plantearse el sexo como una función terapéutica para afrontar un ruptura y dejar atras lo del luto sexual cuando el amor se ha acabado. Para desgranar todos los detalles sobre este asunto tan interesante hemos invitado a este episodio a uno de nuestros expertos. 

Infecciones de transmisión sexual

Hoy vamos a dedicar este capítulo a las infecciones de transmisión sexual (ITS).  que constituyen un grave problema de salud pública. Así lo establece la Organización Mundial de la salud mientras pone el foco en su erradicación hacia 2030. En España de acuerdo con la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, la incidencia de infecciones como la gonorrea, la sífilis o la infección por Chlamydia muestran una tendencia ascendente. Por otra parte, el Plan de Prevención y Control de la infección por el VIH nos dice que no solo hay un aumento de los contagios, sino que la población mayormente afectada es aquella con edades que oscilan entre los 25 y 34 años. 

El sexting

La manera de relacionarnos con otras personas ha cambiado gracias a la llegada de nuevas y modernas tecnologías que han hecho que nuestra intimidad y vida sexual cambie e incluso no sea ya como la de antes. El sexting es uno de esos fenómenos del siglo 21, una práctica cada vez más habitual entre jóvenes y adultos, que puede entrañar sus propios riesgos y consecuencias. Hoy en este capítulo vamos a explicar qué es y para qué sirve el sexting, los peligros que conlleva y cómo evitarlos.

Voyeurismo. El placer de mirar

El voyeurismo consiste en obtener excitación sexual mientras se observa a alguien desprevenido que se está desvistiendo, que está desnudo o en plena actividad sexual. Los voyeurs no buscan el contacto sexual con las personas observadas. Cuando observan a personas sin que estas consientan, pueden tener problemas legales. ¡Esto no lo olvides! 

El sexo y los datos en España

Para hacer bien el amor hay que venir al sur o eso es lo que decía Raffaella Carrá en una de sus míticas canciones. ¿Es España uno de los países de Europa o del mundo donde más sexo se practica?   Es verdad que nuestro país tiene fama de tener buenos latin lover con grandes dosis de sex symbol. Llegados a este punto, nos preguntamos si realmente es tan fiero el animal como dicen o si se trata más bien de un cliché perpetuado en el tiempo.  Hoy hemos invitado a nuestro podcast a Clara Pérez, periodista y verificadora de datos. Queremos resolver la verdad del sexo pero con datos. 

La virginidad

Según la RAE, alguien “virgen” es ​​una persona que no ha tenido relaciones sexuales. Pero en el imaginario colectivo lo que suele pensarse cuando se habla de virginidad es más bien una persona que nunca ha practicado la penetración. Parece implícito pensar que una persona con vagina pierde la virginidad cuando se rompe el himen, y una persona con pene, cuando realiza por primera vez una penetración. Con lo cual, perder la virginidad es un término algo obsoleto y que debemos cambiar de nuestro vocabulario.  

El sexo anal

El sexo anal, también conocido como sodomía, es la tercera práctica sexual más extendida en todo el mundo. Solo lo superan el coito vaginal y el sexo oral. Pero, pese a su popularidad, el sexo anal está condicionado por mitos y prejuicios que desinforman a gran parte de la población. Normalmente se asocia con el vicio, la promiscuidad y la transmisión de infecciones y enfermedades sexuales.

El cunnilingus

Uno de los mitos más extendidos sobre el sexo es que consiste únicamente en la penetración. Existen infinitas posibilidades, y esta creencia ha generado mucha desinformación sobre todas ellas. Un claro ejemplo es el sexo oral: normalmente se concibe como un “preliminar” o una antesala del coito, pero puede conducir al orgasmo y ser introducción, nudo y desenlace erótico en sí mismo.  

Más episodios