Armarios pequeños: así puedes multiplicar su espacio

anamas

Si tu armario no es muy grande y estás agobiada de tener la ropa y complementos amontonados, tranquila hay muchas opciones para organizarlo y sacarle el mayor partido.

Para ello los accesorios son un gran aliado y sobre todo para mantener a raya el orden. Eso sí, antes de comprarlos mira la ropa que tienes, cual te pones realmente y valora si la distribución de tu armario es la correcta o tienes que cambiarla.

Mira si tienes más ropa colgada o más doblada y si te sobran o faltan barras o baldas en base a eso.

Intenta buscar soluciones que te ahorren espacio, cómo los colgadores en vertical, ya que en el espacio que te ocuparía una camisa te pueden caber cinco o más.

Armarios pequeños, si compras ropa saca ropa

Por cada prenda que te compres saca una: dónala o regálala. Pero, además, trata de sacar partido a todo el espacio con todo tipo de accesorios de orden: perchas especiales, cajas, baldas extraíbles.

En ese sentido cuando hagas el cambio de armario guarda bien limpia y seca la ropa de otra temporada en las baldas superiores del armario.

Puedes utilizar bolsas ahorra espacio: se cierran con un zip y, con el aspirador para eliminar el aire sobrante. Así todo te ocupará muchísimo menos.

Busca otros espacios para guardar ropa

Si tu armario es pequeño, buscar otros espacios para guardar te sacará de muchos apuros, un canapé es ideal para guardar mantas y edredones por ejemplo, también te servirá un baúl a los pies de la cama o un banco de almacenaje, además de decorar tendrás un espacio extra para guardar.

Algunos trucos, luz y compartimentos

Es importante ver bien para localizar todo a la primera, para ello unas buenas luces led te serán muy útiles.

Y para conseguir que las cosas más pequeñas no se desordenen lo ideal es compartimentar los cajones. Puedes hacerlo con casilleros de madera o cajitas divisorias que se adaptan a cualquier cajón.

Además si no tienes muchos cajones puedes aprovechar los de la mesita de noche para tu ropa interior, medias y calcetines. También puedes utilizar los separadores para mantener todo ordenado.

 Qué hago con los bolsos y zapatos

Seguro que te has preguntado cómo guardar tus bolsos, una buena solución es poner una banda de velcro en una de las puertas, los tendrás a la vista, no se deformarán y no te quitarán espacio.

Además existen colgadores idóneos para los bolsos o los fulards, que se fijan al borde superior de la puerta sin agujeros.

En el caso de los zapatos con  los organizadores de zapatos en cuña conseguirás ahorrar el cincuenta por ciento del mismo, además de permitirte verlos y cogerlos con facilidad.

 Pantalones y camisetas

Para guardar los pantalones un accesorio muy práctico es el pantalonero extraíble, optimizarás el espacio y te permitirá ver y acceder rápidamente a tus pantalones.

Doblar las camisetas verticalmente es muy útil para localizarlas rápidamente además de para ahorrar espacio. Si además las ordenas por colores mejor que mejor.

Utiliza perchas diferentes

Hay diferentes tipos de perchas que te ayudarán a tener más espacio y a tener todo organizado. Las de mango largo es ideal cuando las barras son muy altas. La mini van muy bien para los cinturones, las de pinza los trajes de falda y chaqueta y también las hay para fulares y corbatas.

Además de la percha en vertical en la que en lugar de una podrás colgar cinco camisas.

Y para la bisutería

Collares y bolsos en una percha

Para la bisutería puedes usar perchas extensibles u  organizadores colgantes de tela.Además, hay accesorios muy prácticos, como las cajas de metacrilato para las joyas o las gafas, hasta los paneles agujereados para tener en orden los pendientes.

MÁS SOBRE: