Colorete o iluminador, ¿qué es mejor a partir de los 35?

Ana Más

Después de un montón de meses sin darnos un rayo de sol, con la llegada del buen tiempo necesitamos utilizar algún producto que nos de un efecto de buena cara bronceada pero que a la vez nos aporte naturalidad e hidratación.

El colorete y el iluminador serán tus grandes aliados en el maquillaje diario si tienes más de treinta y cinco años, pero ¿sabes cual es mejor utilizar?

El colorete hace que tengamos un aspecto fresco y sano, hay multitud de opciones en el mercado, desde los mates a los que tienen algún destello o son completamente brillantes. Eso si, cuando elijas el color ten en cuenta el tono de tu piel, a las pieles claritas les va un colorete en tonalidades rosas o melocotón mientras que para las pieles oscuras mejor va mejor un tono rojo o frambuesa.


Al elegir el color, ten en cuenta tu tono de piel. A las pieles claritas les sienta bien un colorete claro con tonalidades rosadas o melocotón. En cambio, a las pieles oscuras, les van mejor los coloretes de color rojo o frambuesa.

El maquillador Jorge de la Garza explicaba en Vanitatis que «El colorete se aconseja en cualquier edad, igual que el iluminador. Ambos son importantes porque dan juventud, estructura y calidez al rostro y, por lo tanto, salud, y entonces aparentemente estás más joven.

Cómo aplicarlos

Una joven se aplica colorete

La zona dónde debemos aplicar el colorete son los pómulos. Cuanto más ancho tengamos el rostro, más verticalmente tendremos que aplicar el colorete, y viceversa.

El maquillador explica que “ lo importante es no aplicar mucha cantidad, además de hidratarnos la piel e intentar no abusar de productos compactos, mucho mejor utilizar formatos cremosos.

“Debemos aplicarlos del pómulo hacia arriba y no al contrario porque con la edad la piel tiende a bajar y no subir, y lo que se pretende es justo lo contrario. Se puede aplicar con brocha o con los dedos aunque la brocha te permite difuminar mejor el producto».

Desde  Maybelline explican: «Aplica 3 puntos de producto sobre cada mejilla y difumínalo a toquecitos con el dedo. Para los párpados y labios bastará con un punto de color».

Quítate años de encima con el iluminador

En cuanto al iluminador debemos usarlo en las partes del rostro que queremos resaltar. Existen  iluminadores en polvo, líquidos, en crema o incluso en barra. Según maquilladora Cristina Lobato : «Los más adecuados son los iluminadores fluidos, son más hidratantes y de cobertura ligera y traslúcida, que tienen un suave velo perlado. Lo debes aplicar siempre en la zona alta del pómulo hacia la sien, la nariz y barbilla.”

Siempre es aconsejable, no importa la edad, lo único que hemos de tener en cuenta es que menos es más. Hemos de aplicar poca cantidad y sobre todo en la p arte superior del pómulo, en el puente de la nariz, en la barbilla y en el arco de Cupido. Siempre con movimientos ascendentes

Así conseguiremos una imagen mucho más joven.

El iluminador nos quita años de encima y disimula las ojeras y las bolsas además de hacer que nuestros pómulos se vean altos y definidos.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO