aceite de ricino

Cómo usar el aceite de oliva en tu rutina de belleza

Es considerado oro líquido pero además del culinario,, el aceite de oliva tiene multitud de usos en cosmética

anamas

El aceite de oliva está considerado como uno de los productos más saludables del mundo. Su consumo eleva los niveles de colesterol bueno y disminuye los malos, además de controlar la hipertensión, prevenir la diabetes y mejorar la salud intestinal. Pero además tiene otros muchos usos, cómo por ejemplo su uso cómo producto de belleza y en tratamientos cosméticos.

Su contenido en antioxidantes y escualeno (un lípido graso), ayuda a prevenir la pérdida de agua en la piel. Bastará con aplicar aceite sobre la piel para estar creando una capa protectora sobre ella, que la mantendrá hidratada, flexible y suave. Insiste más en codos, talones y rodillas y procura aplicártelo con la piel húmeda.

También es muy eficaz para controlar el encrespamiento del pelo si lo tienes fosco y grueso, lo suaviza y le aporta humedad. Para ello aplícalo en las puntas después de lavártelo, previene las puntas abiertas y la sequedad y rotura.

Aceite de oliva, otros usos cosméticos

Puedes utilizarlo también cómo desmaquillante rápido si quieres probar algo natural o vas con prisas. Echa un poco de aceite de oliva en la mano y extiéndelo sobre el rostro, es muy eficaz para atraer las partículas de maquillaje sobre todo el de los ojos. Después usa un limpiador de base acuosa para limpiar tu cara del todo.

Su contenido en vitaminas A, D, K y E, además de escualeno, ayuda a disminuir el estrés oxidativo en la piel, que es lo que conduce en la mayoría de los casos al envejecimiento cutáneo.

También es muy eficaz para limpiar las brochas de maquillaje y eliminar los restos de producto de brochas y esponjas.Mezcla un poco de aceite con agua y jabón en un cuenco y limpia en ella tus productos, frotándolos. Debes hacerlo con frecuencia para evitar problemas de acné e infecciones en la piel del rostro.

El aceite funciona genial también cómo bálsamo de labios y más si los sueles tener cuarteados o resecos. Te los dejará voluminosos y jugosos en muy poco tiempo.

Es ideal para hidratar manos y uñas, si te lo aplicas de noche en las cutículas acelerarás el crecimiento de tus uñas y evitarás que te salgan padrastros y que tu manicura quede mucho mejor. Además tus manos estarán mucho más suaves e hidratadas.

Las propiedades regeneradoras del aceite hacen que sea un regenerador y cicatrizante estupendo. Ayuda a suavizar estrías, cicatrices ymarcas en la piel.

 

MÁS SOBRE: