El disfraz de «Miss» de un atrevido que le puso en aprietos: «Me tiré la noche dando manotazos»

Rodrigo Díaz

En el tema del día hemos querido hablar del Martes de Carnaval y preguntar a los atrevidos por ese disfraz inmejorable y qué anécdotas vivieron con él.


 

 

 

Fernando ha sido el primero en contarnos cómo su aspecto de zombie, y sobre todo las tripas de cerdo que asomaban en su camiseta, espantaban al resto; mientras Jesús pasó una noche cargada de «manotazos» al ir de Miss: «En el baile, nos metían mano los abuelos».

Rober lo clavó con su disfraz, confundiéndose las vecinas con su madre, mientras Montse recuerda con mucha diversión su tarde pegada a los chicos, haciendo honor a su atuendo de moscas.

Finalmente, Isabel lamenta cómo su hija aún no le perdona su disfraz de «chica moderna» cuando tenía unos ocho o nueve años. Imaginaos una chica con un vestido de terciopelo ajustado, un bolso, una colita y con maquillaje… La gran mayoría no pensaba nada sobre la modernidad…