El huevo: nuevo rey de tus tratamientos de belleza

No puede faltar en una dieta equilibrada, pero ¿sabías que tiene un montón de usos en cosmética?

anamas

El huevo  no debe faltar en una dieta equilibrada y te vamos a contar por qué tampoco puede faltar en tus tratamientos de belleza.

Se trata de  uno de los alimentos más completos que existe, son fuente de proteínas, contienen aminoácidos ,vitaminas y minerales y son muchos los beneficios que nos aporta su consumo, disminuyen el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, a desarrollar la masa muscular y a tener más energía.

Pero además el huevo tiene  muchas sus propiedades cosméticas que ha hecho que se use  en tratamientos de belleza desde hace siglos.

Tiene propiedades hidratantes, antiinflamatorias y purificantes y su uso en forma de mascarilla, mejora la calidad de la piel y el cabello.

Algunos usos del huevo en cosmética

Si quieres devolverle el brillo y el volumen a tu cabello, puedes elaborar una mascarilla batiendo un huevo y añadiendo zumo de limón. Aplícatela sobre el pelo seco veinte minutos, al aclararla notarás que tiene mucho más brillo y volumen, además de estar más sedoso. Es ideal para cabellos secos. Si tu problema es el contrario, la grasa, una mascarilla de huevo y avena puede ayudarte a regularla.

 

Y es que el huevo tiene grandes propiedades hidratantes, por su contenido en ácidos grasos y vitaminas. Puedes prepararte una crema hidratante mezclando una yema de huevo con aceite de oliva y zumo de limón. Aplícala sobre la piel limpia durante 15 minutos y notarás la piel mucho más jugosa. Y si tienes puntos negros te ayudará a limpiar la piel al 100% , además de disminuir la aparición de acné e impurezas. Las propiedades alcalinas del huevo ayudan a regular el PH de la piel por lo que previene la aparición de acné e impurezas.

Además reduce las ojeras y bolsas en la zona de los ojos y es ideal para calmar la piel irritada o con picor. Bastará con aplicar una mascarilla a base de clara de huevo sobre la zona. Bate la clara y aplícala sobre el rostro limpio, deja que actúe diez minutos y retírala con agua.

MÁS SOBRE: