Gonzalo montoya y Sandra Barneda en La isla de las tentaciones

El zasca de Sandra Barneda a Gonzalo Montoya en su regreso a La Última Tentación

El concursante no lo vio venir

Noelia Bertol

Con la nueva entrega de La Última Tentación este miércoles no faltaron una vez más las sorpresas. Cuando parecía que los concursantes comenzaban a entenderse y a convivir pacíficamente con sus asuntos pendientes, el programa incorporó tres nuevas bombas que avivaron las llamas de la convivencia. Esas bombas tienen nombre: Manuel, Gonzalo y Estefanía.

Tres nuevos exparticipantes de las anteriores ediciones que tienen historias relacionadas con los habitantes de Villa Playa, hacían su entrada triunfal. No obstante, fue la entrada de Gonzalo Montoya la que generó más rechazo, y es que este no se cortó un pelo y nada más llegar protagonizó un enfrentamiento con Marta Peñate.

Marta Peñate y Lester en La Isla de las Tentaciones 2

«Vengo aquí porque tengo que redimirme. La última vez salí llorando por las esquinas y ahora quiero hacer reír a la gente«, expresaba este. Tanto Fani como Mayka han sido objeto de críticas por parte del sevillano después de que estas engañaran a sus parejas en su paso por el programa.


«Bien que te enrollaste con ella«, saltó Marta Peñate en referencia a Mayka después de que este la saludara. «Hombre, claro, es guapísima. Con quien no me enrollaría es contigo«, respondió Gonzalo. Unas palabras que hicieron saltar a la canaria de su asiento. «Qué machista, tío, me das asco. Por eso te dejó Susana«, le espetó Marta recordando su ruptura con Susana Molina en la primera edición de La Isla de las Tentaciones.

El zasca de Sandra Barneda

Apaciguados un poco los ánimos tras el enfrentamiento entre Marta y Gonzalo, Sandra Barneda quiso intervenir y lo hizo con un zasca hacia el sevillano: «Gonzalo, ha pasado tiempo, ¿eh? Y parece que no aprendes«. Este quiso rectificarla al decir que sí aprendía, y la presentadora le recordó que estaba en ‘La Última Tentación’ porque tiene asuntos pendientes.

Gonzalo reconocía más tarde ante las cámaras que no había sido su mejor entrada. «Me siento mal conmigo mismo porque tengo unas formas bastante burdas que suelen molestar bastante, pero que después cuando me van conociendo la gente se da cuenta de que soy un payaso«, expresaba el de Sevilla.

MÁS SOBRE: