Homefulness, la nueva tendencia que siguen las influencers

Es una adaptación del mindfulness al hogar

anamas

¿Odias limpiar la casa, te resulta una tarea ingrata o te relaja? Si estás entre los segundos puedes estar practicando el cleanfulness sin saberlo. Una tendencia de la que te hablamos ya hace unos meses.

La aplicación de la atención plena y la apertura al momento mientras se realizan las tareas domésticas, eso es el cleanfulness. Un ejercicio que genera paz y tranquilidad mental y que además mantiene tu casa en orden y es que según algunos interioristas,  mantener una casa limpia y ordenada hace que nuestra relación con ella sea mucho más placentera.

Sin embargo ahora es otra tendencia la que triunfa entre las influencers, la han llamado homefulness y tiene que ver tal y cómo explica en sus redes Mar Ferré, profesional del orden, con poner consciencia en el momento de realizar nuestras rutinas y tareas, y  transformarlas en rituales que inciten a la calma o el disfrute.

Homefulness, cómo practicarlo

Getty

La clave para practicarlo está en desprogramar la mente y dejar fluir los pensamientos, sentimientos y emociones mientras hacemos las tareas de la casa.

Debes poner atención plena en cualquier tarea que realices, desde limpiar a hacer la cama, deja tu mente en blanco y podrás apreciar las cosas buenas de la vida con más facilidad.

Pero hay más cosas que puedes hacer para practicarlo, la primera tiene que ver con la decoración, si tu casa no tiene tu personalidad no te sentirás bien en ella, así que decórala a tu gusto esto es lo primero para estar relajada en ella. Procura elegir tonos claros que dan mucha más paz a la estancia y muebles sin formas recargadas y por supuesto intenta mantenerla ordenada, el desorden no invita nada a la relajación sino todo lo contrario.

Y es que la decoración es tan importante a la hora de sentirnos a gusto en nuestra casa que incluso se ha acuñado un término para ello, se trata del  mindfulhome y se centra en la decoración y en cómo fluimos dentro de la casa para alcanzar ese estado de calma y conexión con nuestro hogar.

Y volviendo al homefulness, también consiste en poner elementos naturales en casa, plantas, flores, tejidos y materiales naturales. Además de prestar atención a los detalles cómo alfombras, cojines de colores, baúles, velas aromáticas e incienso, ya que los olores también son importantes en cada estancia para sentirnos bien.  Hay olores que nos gustan especialmente porque nos recuerdan a la niñez o a momentos especiales de nuestra vida.

 

 

 

 

MÁS SOBRE: