Las dos claves de Rocío Ramos-Paul sobre el debate acerca de los besos en la boca a los hijos

Rodrigo Díaz

Estés de acuerdo o no, y tras haber mencionado el tema con la Doctora Di, conviene que padres y madres tomen en cuenta estas claves de Rocío Ramos-Paul sobre los «piquitos» a los hijos.


 

 

 

Nuestra especialista deja claro que la elección de darnos o no darlas dependerá de las costumbres y la cultura de cada familia; siendo ambas decisiones igual de correctas. Sin embargo, esta clara muestra de afecto debe tener en cuenta dos aspectos fundamentales.

Por un lado, debe tener en cuenta el aspecto sanitario con los posibles contagios, más ahora con el peligroso acecho del coronavirus. Por el otro, conviene explicar a los peques cuándo y dónde deben darlo; evitando que se lo acabe dando a un profesor o a cualquiera que no sea de su círculo más cercano.

Otro aspecto en el que se detiene Rocío es en el consentimiento del propio hijo: «Puede que al principio nuestra manifestación afectiva no le importe, pero a partir de los siete u ocho años…», deja caer nuestra compañera con el rechazo de estos a los famosos besos en la boca.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO