Una Navidad mucho más sostenible es posible

Es mucho más sencillo de lo que imaginas

Ana Más

Llega la Navidad y con ella las comidas familiares y con amigos. Conseguir una Navidad mucho más sostenible es más sencillo de lo que imaginas. Si os juntáis muchos a comer o a cenar y sueles usar platos y vasos de papel, puedes empezar por cambiar esto. Saca tu vajilla tradicional, además de ser sostenible le darás un toque de elegancia a tu mesa.

Pero hay otras muchas cosas que puedes hacer para poner una mesa sostenible, por ejemplo hacer tu propio centro de Navidad con elementos naturales, puedes utilizar troncos y ramas. piñas secas, hojas, ramas de abeto, muérdago, puedes reciclar algunas bolas navideñas y simplemente ponerlo todo desordenado encima de un camino de mesa rojo. No olvides poner una vela.

Con unas velas gruesas, unas ramitas de olivo, un lazo blanco y unas tijeras puedes hacer también bonitos adornos. Corta las ramitas de olivo a la misma altura, ponlas alrededor de la vela y átalas con un lazo blanco. El resultado será más que elegante.


Navidad sostenible con estos adornos

https://www.youtube.com/watch?v=sIw3LNORLB4&t=264s

Hay otras muchas cosas que puedes hacer de manera sostenible para adornar tu mesa, por ejemplo puedes hacer unos  servilleteros personalizados con la inicial de nombre de cada uno de tus invitados. Necesitarás unos tubos de papel higiénico y algo de tela de arpillera. Además de pegamento, una brocha y letras de Scrabble. Corta los tubos por la mitad, úntalos con cola blanca, pega la tela de arpillera y deja secar y cuando esté completamente seco pega la letra con la inicial de cada invitado.

Pero además hay algunas cosas que puedes hacer al margen de la decoración,  por ejemplo procura comprar los alimentos sin plásticos, ahorra en envoltorios utilizando bolsas reutilizables, a la hora de comprar prioriza productos con embalaje reutilizable, haz tu propio confeti con periódicos y revistas viejos.

Reutiliza la decoración navideña que ya tienes y si necesitas comprar apuesta por la artesanía local, el consumo de barrio, apoya los mercadillos. Sustituye los plásticos por madera, cartón y barro. No pongas muchas luces y en caso de poner árbol, procura que sea natural.

Y para las comidas familiares apuesta por  alimentos, cuanto más cercanos, mejor, menos transporte y menos emisiones de CO2. Apoya a los productores locales. Compra productos sostenibles, frescos y de temporada y evita los productos elaborados y ultra procesados.

 

 

 

MÁS SOBRE: