Pestañas y cejas necesitan un cuidado extra después del verano: así debes hacerlo

anamas

Después de los meses de sol y relax y cuando el verano llega a su fin llega el momento de cuidarnos un poco más por ello y una parte importante de ese cuidado debemos enfocarlo a la piel y a el rostro dónde sin duda las pestañas y cejas juegan un papel muy importante.

Las cejas se llevan gruesas y naturales pero también muy cuidadas y las pestañas cuanto más largas, rizadas y espesas mejor, pero ¿sabes cómo cuidarlas para estar estupenda?, te damos las claves.

Lo primero y esencial es que deben estar siempre bien hidratadas, para ello hay serums específicos que las mantendrán nutridas.

Un remedio natural para hidratarlas es aplicar un poco de vaselina en las pestañas y las cejas y lavar cuidadosamente con agua tibia a la mañana siguiente.

Pestañas y cejas siempre limpias y cepilladas

Como en cualquier otra parte del cuerpo es importante la limpieza y más teniendo en cuenta que son nuestra defensa ante agentes externos cómo el sudor o el polvo para los ojos.

Cejas y pestañas son dos zonas del rostro que solemos maquillar y por ello es importante que estén limpias para conservarlas sanas y fuertes, muchas veces nos desmaquillamos el rostro pero olvidamos desmaquillarlas a fondo.

Los expertos recomiendan usar jabón neutro y enjuagar la zona, asegúrate de retirar bien la máscara de pestañas usando un bastoncillo con el mismo movimiento que haces cuando te las pintas.

Y para estimular el crecimiento y fortalecer tus cejas y pestañas cepíllalas a diario. Para las pestañas, utiliza un cepillo de máscara de pestañas limpio.

La importancia de la alimentación

Cómo para casi todo, en el cuidado de las cejas y pestañas es esencial cuidar la alimentación. Es aconsejable tomar alimentos ricos en vitaminas A, B, C Y E, minerales y aceite omega 3 y 6, presentes en pescados grasos cómo el salmón y en los frutos secos y beber entre uno y dos litros de agua diarios.

Mantenlas bien depiladas y evita usar rizador

Para lograr un rostro armonioso es esencial llevar bien depiladas las cejas, eso si, con hacerlo una vez cada dos o tres semanas es suficiente. Si usas pinzas, asegúrate de depilarlas siempre en la dirección en la que crece el vello para que salgan bien y asegúrate de mantener tus pinzas  siempre limpias, si no serán un foco de bacterias. Otra buena opción es la depilación con hilo.

Aunque el rizador es un buen aliado para mantener unas pestañas largas, su uso prolongado puede hacer que se debiliten y caigan.

 

MÁS SOBRE: