Noticia

¿Por qué solemos engordar en verano?

21/07/2021, a las 19:33

engordar en verano


Pese a que normalmente el calor suele reducir el apetito y aunque nos hayamos esforzado con creces en la operación bikini para preparar nuestro cuerpo de cara a las vacaciones, lo cierto es que una inmensa mayoría de personas tienden a engordar en verano. Pero, ¿por qué es tan típico que subamos de peso durante los meses de julio, agosto y septiembre?

Las vacaciones y estar alejados de nuestra rutina diaria hacen que por norma general nos relajemos mucho más con nuestros cuidados personales, incluyendo los alimenticios, que cuando estamos en casa. Además, al hecho de que probablemente consumamos más calorías de lo habitual, hay que añadir que si nos decantamos por el turismo de sol y playa, estar tumbado tomando el sol no genera un gran gasto calórico.

Razones por las que puedes engordar en verano

engordar en verano

Comemos menos, pero peor

Los expertos en nutrición aseguran que comemos menos por las altas temperaturas, pero que, a nivel general lo hacemos peor. Es decir, nos da pereza cocinar y ya ni hablemos de utilizar electrodomésticos como el horno a comer platos calientes. ¿La solución? Aprovecha para disfrutar de todo tipo de ensaladas de lo más completas o gazpachos, ¡perfectos para esta época!

Cerveza y tapa, sinónimo de engordar en verano

engordar en verano

Los chiringuitos, bares y terrazas se encuentran directamente detrás del fenómeno de engordar en verano. La comida de tapeo, muchas veces con fritos como las tan típicas frituras de pescado, pueden suponer un incremento en nuestro consumo de calorías. Además, por si esto fuera poco, frecuentemente acompañamos estos platos por una cervecita que no ayuda a mejorar la situación.

Los helados, el pecado de los más dulces

El verano es sinónimo de helados y, posiblemente si eres goloso o golosa, comer uno cada día no sea lo más recomendable para mantener nuestro peso a raya. ¿La alternativa? ¡Haz tus propios polos a base de frutas o helados caseros como el de pistacho!

¿Un cóctel?

Si habitualmente no consumes alcohol y en verano has tomado algún que otro cóctel durante las vacaciones, ten claro que sumará al total de lo que marque tu báscula. Además de que el alcohol de por sí forma parte de las llamadas “calorías vacías”, en muchas ocasiones los cócteles van acompañados por azúcares, siropes y todo tipo de ingredientes prohibidos por cualquier dieta.

De vacaciones entrenamos menos

engordar en verano

El broche final es que, por norma general, en verano entrenamos menos. Prueba de ellos es que muchos gimnasios se vacían al llegar las vacaciones. El calor y las vacaciones hace que muchas personas dejen a un lado sus rutinas de entrenamiento y esto, junto a algún que otro exceso, puede pasar factura en nuestro peso tras las vacaciones. ¿La solución? Realiza turismo activo, apuntate a actividades como el paddel surf, haz yoga en la playa o camina por la orilla del mar. ¡Tu cuerpo lo agradecerá!

MÁS SOBRE:

Webs de PRISA

cerrar ventana