¿Por qué tu hijo adolescente no deja de repetir “ni tan mal”?

Te explicamos el motivo

apueyo

¿Te apetece ir a cenar? Ni tan mal. La frase del momento de entre los jóvenes no termina por ser entendida por parte de sus padres.

Esta muletilla, que ya es sabido de su existencia desde hace muchos años, es una frase de la que nuestros hijos adolescentes están abusando a la hora de hablar.

Es una declaración como atenuante ante el sentido de que se ha dicho o propuesto. En otras palabras, es una manera de expresar algo que relativamente nos parece bien.


La explicación se emplea en el momento en el que a tu hijo se le propone algo que no esperaba, y a este no le ha parecido del todo mal, ni tampoco perfecto. Es decir, el ‘ni tan mal’ es otra manera de decir ‘no voy a decir que no’.

También puedes leer:

Cómo ayudar a tu hijo adolescente para que no deje los estudios

Ideas para etiquetar el material escolar y evitar que tus hijos lo pierdan

10 frases que dices a tus hijos y que son tóxicas para ellos

La necesidad de vitamina D en tus hijos: Apunta estos alimentos para fortalecer sus huesos

Razones por las que tu hijo usa ‘ni tan mal’

Esta acepción no sigue ninguna pauta gramatical de nuestro diccionario. Según revela la Real Academia Española, no es otra cosa que una muletilla de la que conviene no abusar a la hora de comunicarnos.

Tu hijo habla con ‘ni tan mal’ para evitar demostrar su verdadera aceptación ante algo.

Pero, pensando en positivo, es una manera de valora de manera eficiente la frase que le has dirigido, pues le da una cierta solemnidad antes de que tu hijo te diga directamente que no.