malanga

¿Qué es la malanga y cuáles son los beneficios de este tubérculo?

La alternativa perfecta a la patata

Noemí Fernández

Es probable que su aspecto te recuerde a la yuca, aunque más pequeño, pero no: se llama malanga y es un tubérculo similar a la patata que deberías conocer. Aunque también hay personas que lo conocen como taro. Procedente de América Central, se trata de un alimento versátil y con muchas propiedades alimentarias que cada vez está más de moda en nuestro país. Bien es cierto que, aunque su nombre quizás no te resulta familiar, su alto contenido en almidón hace de la malanga un ingrediente con bastante frecuencia en las papillas infantiles.

Tiene un sabor que recuerda un poco al de los frutos secos, así como su aspecto puede resultar parecido al de una raíz de jengibre, solo que con pequeños pelitos (raíces) en su capa exterior.

¿Cómo consumir la malanga?

malanga


Recetas con malanga hay muchas, quizás no tantas como con patata, pero es cierto que muchas son bastante similares. Pero, lo más importante a la hora de incorporar la malanga a tu dieta es tener claro que no debes consumirla cruda porque puede resultar tóxica.

Además de en papilla, su alto contenido en almidón también la hace un añadido perfecto a salsas acompañantes para carnes o cremas. Puedes consumirla cocida, como parte de un guiso tradicional junto a otras verduras o pollo, o hacer chips con ella (al igual que con la patata o la yuca).

¿Cuáles son los beneficios de la malanga?

malanga

Rico en vitaminas y minerales

La malanga tiene componentes con un gran valor nutricional como las vitaminas del grupo B, especialmente la B6, del grupo C y del grupo E. además, es rica en potasio, magnesio, fósforo y manganeso.

Mejora la digestión

Es beneficiosa para el sistema digestivo al completo, ya que por su composición, evita el reflujo. Sin embargo, es en el tránsito intestinal donde la malanga resulta más beneficiosa. Su alto contenido en fibra la hace una aliada estrella contra el estreñimiento.

Disminuye el colesterol

Al reducir la grasa en sangre, la malanga actúa como un perfecto regulador del colesterol (bueno y malo).

Es antioxidante

Gracias a su alto aporte en vitaminas, su consumo se convierte en el perfecto antioxidante para el cuerpo.

Baja en calorías

100 gramos de malanga contienen tan solo 140 kilocalorías, con un mínimo contenido de grasa de 0,1 gramos. ¡El ingrediente perfecto!