Reduce pierna y cadera con estos trucos

Mantenlos a raya con estas rutinas

anamas

Reduce pierna y cadera con estos trucos. Si lo que más te cuesta mantener a raya son los muslos y caderas, te damos algunas recomendaciones que pueden ayudarte, el primer paso para perder peso y sobre todo para reducir volumen y lograr firmeza, es una dieta saludable. Para ello comprueba que tomas suficientes proteínas, que son esenciales para mantener la masa muscular. Las mejores son las que aporta el huevo, el salmón, las legumbres y los lácteos.

Algo que hace que mantengamos la masa muscular además de mantener la piel tersa y firme es tomar frutas y verduras y por supuesto para asegurar la hidratación y evitar la retención de líquidos, debemos beber suficiente agua.

Por el contrario, hemos de procurar reducir las grasas y evita el azúcar y la sal. Tomar estos alimentos en exceso hará que engordes sobre todo en la zona de las caderas.

Además reduce con ejercicio y cremas

ejercicios calorias

Además de la alimentación, el ejercicio es imprescindible para definir y estilizar. La vida sedentaria hace que consumamos menos calorías y que se acumule más grasa, además de que la zona de la cadera y las piernas sufre más problemas circulatorios y eso aporta más volumen.

Algunos expertos lo llaman «amnesia de glúteos», ya que es una zona de la que fácilmente nos olvidamos, a lo que se une que pasamos muchas horas sentados y  la musculatura de esta zona se va atrofiando y se muestra cada vez más flácida y poco firme y definida. Hay algunos ejercicios que pueden ayudarte, tal y cómo recoge la revista Vogue:

El puente.La posición inicial es tumbada boca arriba con las piernas flexionadas y los pies apoyados en el suelo. Desde aquí eleva la pelvis despegando los glúteos del suelo hasta tener el cuerpo alineado.

Zancadas lateral. La posición inicial es de pie, con la espalda recta, mirada al frente y los pies apoyados en el suelo. Después, desplaza de forma horizontal una de las piernas (puedes hacerlo deslizándola por el suelo o levantándola). La pierna que se desplaza debe quedar completamente estirada, mientras que la pierna de apoyo permanecerá en una flexión de 90 grados. Recoge la pierna desplazada volviendo a la posición inicial.

Por último puede ayudarte una crema específica para tratar la zona, algo que te puedes aplicar tú misma, conseguirás combatir la celulitis, reafirmar y reducir la grasa localizada.