malú

Shakira y Piqué, Malú y Albert Rivera: las fotos que atentan sobre su derecho a la intimidad

Redacción Cadena Dial
Archivado en: Malú  •   Shakira  •  

Este fin de semana ha sido especialmente convulso para Shakira y Piqué. La pareja ha sido noticia por el altercado que el jugador blaugrana ha mantenido contra un fotógrafo que ha inmortalizado fotos de él y de su familia durante sus vacaciones en Oyambre, Cantabria.

La pareja y sus hijos, Milan y Sasha se encontraban practicando surf en la playa cuando un paparazzi realizó varias instantáneas sin permiso de los retratados.

Piqué, al advertirlo, intentó convencer al fotógrafo de que borrara las fotografías, tomadas sin su consentimiento. No lo consiguió y las fotos han sido ya publicadas en una revista.


Se da el caso de que tanto Shakira como Piqué suelen compartir en sus redes sociales algunos instantes que comparten con sus hijos o juntos, como pareja, por lo que resulta incomprensible que cueste respetar su intimidad familiar cuando así lo prefieren.

 

Malú y Albert Rivera y sus vacaciones familiares en Suiza

 

Este fin de semana, también el programa de televisión Viva el verano, ha mostrado unas imágenes de Malú y Albert Rivera durante sus vacaciones en Suiza, concretamente en Zurich adónde viajaron en la primera quincena de agosto para disfrutar de un viaje en familia, lejos de las cámaras y buscando el anonimato.

La pareja ha llevado siempre con la mayor discreción su relación sentimental y su vida familiar. Así lo hizo la intérprete de Tejiendo Alas durante su embarazo, el nacimiento de Lucía y los comienzos de su noviazgo. Algo que muchos medios no están dispuestos a respetar.

Y aunque es cierto que las instantáneas son muy bonitas y muestran el amor que la pareja se procesa, son momentos que forman parte de su intimidad y que tienen derecho a mantenerse estrictamente en su esfera privada.

 

El derecho a la intimidad en la constitución española

 

El artículo 18 de la Constitución Española garantiza a toda persona física su derecho al disfrute de su intimidad que se traduce en los siguientes aspectos:

  • La intimidad personal y familiar, el honor y la propia imagen no pueden ser atentados por otra persona.
  • El domicilio es inviolable, de tal forma que un tercero solo tendrá acceso a él mediante autorización de los inquilinos o judicial.
  • Las comunicaciones tampoco podrán ser interceptadas al antojo de nadie.

El derecho a la intimidad protege la esfera privada de la persona en su dimensión de sujeto individual y con su entorno familiar.

 

 

 

 

 

 

MÁS SOBRE: