¿Te has enamorado de la persona adecuada? Aquí tienes 4 claves para saberlo

María Aragonés
Archivado en: Alejandro Sanz  •   Camila Cabello  •  

Sentimos comunicaros que no existe ninguna fórmula mágica ni consejos universales para encontrar a la pareja “perfecta”. Cada persona tiene vivencias y necesidades diferentes en el amor. Aun así, muchas veces pasamos por alto algunos detalles muy importantes que debemos tener en cuenta cuando nos enamoramos. A continuación, en ¿Qué falló en lo vuestro? vamos a refrescaros la memoria.

pareja en la cama

1) Analiza tus sentimientos

Puede parecer muy evidente, pero antes de tirarnos a la piscina tenemos que saber si lo que sentimos por esa persona es amor o simplemente atracción. El amor verdadero se construye poco a poco, y antes de comenzar una relación formal existen otras fases para conocerse. Es importante que sepas en qué punto te encuentras con esta persona y si esa perspectiva es mutua.

2) ¿Eres tú al 100%?

Otra forma de saber si estás con la persona indicada es analizar cómo te encuentras a su lado. Los dos tenéis que disfrutar de la compañía del otro y sentiros cómodos. En una relación sana puedes mostrarte tal como eres, sin tapujos y sentirte libre de actuar como quieras, igual que si estuvieras con tu familia o con tus amigos. No debes tener miedo a que la otra persona te juzgue ni te critique por tu forma de ser.

3) Ritmo de vida

Cada uno de vosotros debe tener su espacio personal y llevar las riendas de su vida. Aun así, si buscas algo serio y tienes planes de futuro, lo mejor es asegurarse de que tu estilo de vida y tus aspiraciones personales y laborales sean acordes a las de esta persona.

4) Comunicación y confianza

Si quieres empezar una nueva vida junto a otra persona no tienen que existir mentiras ni tabúes entre vosotros. Es fundamental que establezcáis las bases de vuestra relación desde el principio. Cada uno debe conocer la perspectiva del otro sobre aquellas cuestiones que consideréis fundamentales en la pareja. Tampoco hay lugar para los miedos o las inseguridades sobre la relación.