Artículo

Tomate, el alimento que más frena el envejecimiento

Tiene grandes propiedades antioxidantes

anamas

Tal y como recoge el periódico El Español, según El Informe Anual de Consumo que publicó el Ministerio de Agricultura en 2020, cada español consume una media anual de 14,61 kilogramos.

Y es que el tomate es uno de los superalimentos que más introducido está en la dieta mediterránea. Son muchas sus propiedades, entre ellas su poder antioxidante que lo convierten en excelente para frenar el envejecimiento celular.

En España fue introducido por los conquistadores españoles, que lo trajeron de Perú, de donde es originario. En un principio se cultivaba tan solo con fines ornamentales y en el siglo XVIII comenzó a usarse como alimento.

Aunque su apariencia sea más de verdura que de fruta, pertenece al grupo de estas últimas. Tiene muy pocas calorías, un 95 por ciento de agua y gran cantidad de vitaminas antioxidantes, C. E y A. Doscientos gramos de tomate nos aportan el ochenta por ciento de la cantidad de vitamina C que debemos tomar al día.

Tomate, la fruta que más frena el envejecimiento

Comer tomates hará que tengamos mejor la piel, los huesos y el tránsito intestinal, es diurético por sus bajos niveles de sodio y favorece la eliminación de líquidos. Además, su contenido en licopeno hace que tenga ese color rojo tan característico que acumula sus efectos antioxidantes.

Hay más de doscientas variedades de tomate, aunque en España las más conocidas son el Cherry, tan característico por su tamaño, es ideal para pasta y ensaladas. También el Corazón de buey, muy grande y con forma de corazón, pocas semillas y mucha pulpa, ideal para ensalada.

El Kumato es otro de los más conocidos. Su carne es dura y tiene un color más oscuro del normal. Ideal para gazpachos y ensaladas. Con una característica forma alargada está el de pera, menos ácido, se suele usar para sofritos.

Y hay otros cuyo nombre es debido a su origen como el Muchamiel que procede de la población valenciana del mismo nombre. Su sabor es suave y eso lo hace ideal para comer crudo. También el Rosa de Barbastro, del pueblo que le da nombre. Muy dulce, de pulpa consistente y piel fina. Muy rico con un buen chorro de aceite.

Un alimento que no puede faltar en nuestra cesta de la compra por sus propiedades. El tomate contiene muchas vitaminas del grupo B, sobre todo de ácido fólico, por eso es muy recomendable durante el embarazo.

Además, nos aporta también entre otros minerales, potasio que ayuda a la función nerviosa, a la contracción de los músculos y a mantener un correcto ritmo cardíaco. Ayuda a controlar la coagulación, gracias a su contenido en Vitamina K, ¡y cuida el sistema cardiovascular!

MÁS SOBRE: