Trucos para salvar la comida demasiado salada

Ana Pérez

En el momento de cocinar, hay platos que pueden tener arreglo y otros que no. Se piensa que la sal forma parte del segundo grupo, pero no es del todo cierto.

Cuando estamos cocinando y se nos va la mano con la sal, pensamos que el plato ya no puede recuperar su sabor original. Pero, estás de suerte, porque este problema se puede resolver realizando los consejos adecuados y eliminar la intensidad de la sal.

Para aprovechar la comida a pesar de tener abundante sal, existen diversos trucos con los que tu plato volverá a ser apetitoso.

Trucos para salvar tus alimentos del abuso de sal

La clave está en añadir un alimento que absorba el exceso de sal. Por ejemplo, alguno de estos elementos puede ser el arroz o la patata en el caso de estar cocinándose unas lentejas. La sal quedará recudida y el sabor más equilibrado.

Además, los lácteos son un alimento perfecta para reducir la sal. La leche, la nata líquida o el queso serán buenos aliados para combinar dependiendo de la receta que estés preparando.

Un acierto seguro siempre es el agua. Para resolver el exceso se podrá añadir el agua a tu gusto. Este truco sobre todo sirve para guisos, sopas y salsas. En el caso de pasta o verdura, dejarlas bajo el grifo puede terminar por eliminar el exceso de sal.

También puedes leer:

Puedes renovar tu cocina por menos de 150 euros ¡te enseñamos cómo!

Conserva bien la mermelada con este sencillo truco

Cocina comida sana y sabrosa con estos pequeños trucos

Trucos para no llorar al cortar cebolla ¡El secreto de Arguiñano!

El producto estrella de los supermercados: La piedra perfecta para dejar impoluta la cocina

Lo anterior son posibles alimentos a añadir a nuestro plato, pero también tenemos trucos sobre qué sabores combinar para que desaparezca la intensidad de la sal.

Algunos de estos pueden ser las especias, los cítricos o las hierbas aromáticas. Podrás ir añadiendo poco a poco a tu plato hasta que el sabor te convenza.

Si quieres evitar añadir nuevos ingredientes a tu plato demasiado salado, siempre puedes optar por contrarrestar el sabor de la sal con ingredientes que ya contenga tu receta.

Hay que ser precavido con la sal, pues la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no consumir más de cinco gramos de sal por día, ya que el exceso de sodio tiene consecuencias muy graves para la salud.

 

MÁS SOBRE: