Una pintura blanca para solucionar el calentamiento global y el calor en verano ¡baja la temperatura casi 5 grados!

anamas

Se prevé que en un par de años se comercialice, la han creado unos investigadores de la Universidad de Purdue en Indiana (Estados Unidos), se trata de  la pintura más blanca de la historia con la que pretenden refrigerar edificios y reducir así con el  calentamiento global.

La pintura refleja  el 98% de la luz solar para devolverlo a la atmósfera y se ha comprobado que consigue bajar 4,5º la temperatura de los lugares dónde se ha probado, incluso con una alta exposición solar.

Usar pintura blanca en lugares dónde el calor y el sol son intensos es algo que se lleva haciendo desde hace siglos, un claro ejemplo lo tenemos en algunos pueblos blancos de Andalucía.

El calentamiento está haciendo que este método se use cada vez más en ciudades cómo Nueva York.

Pero las pinturas que había hasta ahora rebotaban cómo mucho el noventa por ciento de los rallos ultravioleta de las casas.

Casas blancas

Uno de los científicos que han desarrollado la pintura, el profesor Xiulin Ruan de la Universidad Purdue, afirmaba que con este avance se puede empezar a plantear no instalar aires acondicionados en muchos lugares, que emiten gases efecto invernadero, además aseguraba “Nuestra pintura puede ayudar a luchar contra el calentamiento global al ayudar a enfriar la Tierra”.

Por qué es tan blanca

El sulfato de barro es la clave para conseguir una pintura tan blanca, normalmente se usa pigmento de dióxido de titanio que no absorbe la luz ultravioleta.

Según el experto  pintar un techo de 93 metros cuadrados con esta pintura conseguiría una potencia de enfriamiento de 10 kilovatios.

Otros sectores cómo Project Darwdown, una organización benéfica que evalúa soluciones climáticas apuestan por hacer los techos verdes dónde puedan crecer  vegetación que es un refrigerante natural evitándose así entre 600 y 1.100 millones de toneladas de dióxido de carbono para 2050.

 

MÁS SOBRE: