Artículo

10 hábitos que estropean la batería de tu móvil y no te das cuenta

Estos son algunos de los errores más comúnes que cometes como usuario

Teresa Moreno

Está claro que todo el mundo que se compra un dispositivo electrónico, ya sea un ordenador, una tablet o un reloj inteligente, quiere que le dure el máximo tiempo posible. Algo que se intensifica si ese aparato adquirido se trata de un móvil dada la cantidad de horas que estamos pegados a él.

Y es que resulta muy incómodo quedarse sin batería y no tener a mano el cargador, sobre todo, si estás pendiente de recibir alguna llamada importante. Pero lo que seguramente desconocías es que existen numerosos hábitos que haces en tu día a día y que podrían dañar la batería de tu móvil y no te das ni cuenta.  

Para que tomes conciencia y puedas alargar la vida de tu móvil, aquí te dejamos cuáles son esos actos rutinarios que repites una y otra vez y que podrían deteriorar el funcionamiento de la batería de tu dispositivo.  


Una mujer conecta su móvil a una batería portátil.
Getty

1. Dejar que el móvil baje del 20% 

Lo normal es que agotes la batería de tu dispositivo día tras día, pero lo ideal es conectar el cargador antes de que baje del 20%, ya que a medida que esta baje, la batería tendrá mayor dificultad para arrancar, lo que acortará su vida útil. 

2. No desenchufar el cable hasta la carga completa 

Normalmente sueles esperar a que tu móvil esté cargado por completo, pero esto obliga a forzar y a degradar el rendimiento de tu batería. Sin embargo, es recomendable que de vez en cuando lo cargues al 100% para que el sistema operativo no se degenere. 

3. Utilizar la carga inalámbrica de forma recurrente 

Este tipo de tecnología nos salva la vida en más de una ocasión. Está claro que dejarlo cargar sin necesidad de que haya cables de por medio es algo bastante cómodo, pero hay que poner especial atención si comienzas a usarlo más de la cuenta.  Se trata de un sistema de carga más lento y poco eficiente, que puede contribuir a reducir la vida útil de la batería de tu móvil.  

4. Recurrir a fundas gruesas 

Las fundas sirven para proteger a los teléfonos de posibles caídas y golpes, pero la realidad es que impiden que transpiren correctamente cuando estos están en pleno funcionamiento. Por lo que, en los momentos de carga, es importante retirar la funda, ya que es cuando el teléfono mayor calor genera. Recuerda que en este caso llevar la funda es como ponerte unas plumas mientras haces ejercicio. 

5. Cargar tu dispositivo con cables de poca calidad 

Cuando se nos rompe el cargador original del móvil y adquirimos otro, a veces, no nos damos cuenta, pero cuando salimos a buscar uno nuevo escogemos aquellos que peor calidad tienen. Esto puede afectar al rendimiento de la batería porque hará su cometido de forma muy lenta y acortará la fecha de utilidad de tu dispositivo. 

6. Enchufar el móvil por la noche e irte a dormir 

Pese a que los móviles tengan protecciones internas para reducir hasta la más mínima posibilidad de la que batería se estropee, optar por cargarlo durante toda la noche puede hacer que la batería se degrade con mayor rapidez. Es cierto que las baterías cada vez se desarrollan con un funcionamiento más óptimo. Sin embargo, no todas tienen activado esta herramienta inteligente. Por eso, se recomienda cargarlo durante el día o durante los ratos en los que puedas estar pendiente de desconectar el móvil de la luz. 

7. Usar el móvil mientras se carga 

Otro clásico que nunca falla es usar el móvil mientras mientras está enchufado a la luz, lo que hará que la batería pierda calidad en su funcionamiento. En este caso, es importante saber que la batería de tu móvil ya está desprendiendo mucho calor al estar cargándose. Por lo que si además usas tu dispositivo mientras se carga, ten en cuenta que esto podría perjudicar a tu batería.  

8. Cargarlo desde el ordenador 

A veces no queda más remedio que conectar el móvil al ordenador cuando la batería empieza a darnos señales de que se va a agotar. Pero cuando esto pasa, el funcionamiento es lento y poco óptimo. Lo ideal es que busques siempre un enchufe, ya que será más rápido y ayudará a que el rendimiento de tu batería sea eficiente. Por lo que recurrir es la opción más acertada cuando no quede más remedio.

9. Hacer uso de aplicaciones externas para mejorar el rendimiento de la batería 

Recurrir a aplicaciones externas con el objetivo de conseguir un mejor rendimiento de la batería tampoco es muy aconsejable, ya que tanto desde iOs como de Android se ofrece a todos los usuarios la opción de mejorar el renderizado de la batería. Por lo que no sería necesario tener que recurrir a aplicaciones desconocidas para hacer un análisis completo.  

10. Dejar el móvil al sol

algo típico que podría ayudarte a cargar la batería del móvil pero que también podría convertirse en tu propia pesadilla, ya que a veces conduce a un sobrecalentamiento del móvil que hace que deje de funcionar. Así que, es mejor evitarlo.

CONTENIDO PATROCINADO