Aitana rueda su primera peli con Netflix y el argumento parece inspirado en la vida de Ana Guerra

Las redes reaccionan ante la noticia que ha sido desvelada desde el perfil oficial de la plataforma

Nuria Serena

Si no fuera porque ha sido la propia plataforma de contenidos la encargada de desvelar la noticia parecería un «fake». Pero no es así. Netflix anunciaba hace escasos minutos la primera colaboración en el cine de Aitana.

Y lo hacía a través de un post en Instagram con un vídeo de la cantante de En el coche , en la que aparece ataviada con una boina y una gabardina frente al portal de un edificio en el que ella misma confirma que está inmersa en su primer rodaje.

Pero quizá lo que más ha llamado la atención de los fans de la artista no ha sido el outfit, que con estos calores y a estas alturas de la primavera, queda un poco fuera de lugar. Si no el comentario que acompañaba al vídeo y en el que se hace referencia al argumento del filme: «Estamos así💘💘💘 porque el rodaje de la primera peli de @aitanax ya ha comenzado en Madrid. Contará la historia de una joven pianista y su antipático vecino (@fernandoguallar), que necesita silencio absoluto para trabajar»


 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Netflix España (@netflixes)

Aitana como protagonista de una historia parecida a la de Ana Guerra con su vecino

Hace un par de años, Ana Guerra protagonizó un incidente en el vecindario de la casa donde vivía que trascendió fuera de la comunidad de vecinos.

Los inquilinos del inmueble donde residía la artista canaria llegaron a su límite en septiembre de 2020 a causa del ruido provocado por los ensayos nocturnos de la cantante.

Por aquel entonces, Ana Guerra tenía una cita muy importante a la que acudir: el Cocacola Music Experience Reloaded, en el cual coincidiría con sus ex compañeros de OT Cepeda y Aitana.

Un evento que necesitaba muchas horas de preparación, de las cuales una parte transcurrieron en el domicilio de ésta, hasta bien entrada la madrugada. Una circunstancia que obligó a la comunidad de vecinos a entregarle una nota de aviso: «Te pedimos por favor que dejes de cantar o tocar el piano y hacer ruido a partir de las 00:30. Hay gente que madruga y necesita dormir bien».

Lógicamente, la intérprete tinerfeña respondió al comunicado… y no estaba dispuesta a dar su brazo a torcer.

Horas más tarde, Ana Guerra volvió a hacer gala de humildad y cercanía, admitiendo su error y dejando una nota en el ascensor de la comunidad.

Con estas palabras se disculpó la cantante: «Queridos vecinos, tenéis toda la razón del mundo y os pido disculpas por el ruido ocasionado. Estaba ensayando y olvidé conectar los cascos. Venid cuando queráis a tomar café«.

 

 

MÁS SOBRE: