Alessandro Lecquio indigna a la audiencia por su cuestionable comentario sobre David Flores

Alessandro Lequio monta un gran revuelo con sus palabras sobre la relación entre David Flores y Olga Moreno.

Guss González

Alessandro Lecquio, colaborador habitual de «El programa de Ana Rosa» ha venido opinando sin tapujos sobre la separación de Antonio David Flores y Olga Moreno.

Entre los asuntos que estaban pendientes, además del noviazgo fugaz del ex guardia civil, o las condiciones de la separación entre el matrimonio, sobrevolaba la incógnita de qué pasaría con David Flores, hijo de Antonio David y Rocío Carrasco.

El joven, desde muy pequeño, ha sentido una profunda afinidad por Moreno, con la que ha mantenido mucho contacto. Tras la ruptura, se ha sabido que tanto él, como Lola, hija común del matrimonio, permanecen en Málaga bajo el amparo de Olga, mientras su ex marido dedica más tiempo en Madrid.


En medio del cruce de opiniones, se alzaba la voz de Alessandro Lequio, que impactaba con sus declaraciones. «Que David siga en casa de Olga es una solución a corto plazo. David adora a Olga, pero más pronto que tarde Olga debería rehacer su vida», argumentaba.

 

Alessandro Lecquio opina sobre David Flores

 

«Cuando un adulto intenta rehacer su vida tiene más miedo a la reacción de los hijos que un adolescente a sus padres. Me cuesta imaginar la reacción de David si Olga llevase a una pareja a casa», opinaba el colaborador.

Al otro lado de la tertulia, Cristina Tárrega se enfrentaba a la opinión de Lecquio: «… también hay muchas cosas que te costaba imaginar y al final has visto», le espetaba la colaboradora», le espetaba.

Joaquin Prat, por su parte, intentaba moderar el asunto. «El amor no depende de una cuestión sanguínea ni familiar. A mí me ha pasado que he querido a gente con la que no tengo lazos de sangre más que a algunos con los que sí los tengo. Esto creo que es aplicable a todo el mundo», indicaba el presentador.

Por su parte Antonio Rossi apuntaba que la andaluza tiene que asumir las decisiones tomadas respecto a los vínculos familiares, una reflexión que Beatriz Cortazar apoyaba.

«Que sea independiente, que coja a su hija y diga que no tiene más obligaciones en la vida. Pero hablo de la generosidad de Olga y del sentimiento puro de que a ese chico le quiere como a un hijo», comentaba. «Ella no quiere separar a los dos hermanos. La niña tiene una relación maravillosa con ese chico, igual que la tiene con Rocío», indicaba de primera mano.

Sin embargo, Lecquio continuaba en sus trece : «… creo que el padre debería asumir esa responsabilidad», mientras Cortázar ponía sobre la mesa que nadie estaba preguntando al propio David Flores.

MÁS SOBRE: