¿Cómo tener una relación abierta y que funcione?

5 pasos imprescindibles para conseguirlo

Álvaro Díaz
Archivado en: Rigoberta Bandini  •  

Si crees que te gustaría tener sexo con otras personas, y que el amor es algo más que físico, este es tu artículo.  Para comenzar una relación abierta, deberías tomar nota de algunos consejos para que todo salga de la mejor manera posible. Las relaciones abiertas son cada vez más comunes, pues la libertad sexual y de amar cada vez es mayor, pero qué es una relación abierta? Pues pasan cuando ambos están de acuerdo en tener sexo con otras personas, sin que haya ningún vínculo sentimental. Es importante no confundirlas con el poliamor, que es tener otras parejas tanto sexuales como amorosas.

1. Investiga
Las parejas monógamas, es decir, las que todos conocemos como tal, solo tienen relaciones sexuales entre sí. Aunque cuando se decide abrir una relación, cada quien pone las reglas que mejor le parezca, para evitar así una deslealtad. Hablar con otras personas que tienen una relación abierta, te abrirá el panorama muchísimo.

2. Habla con tu pareja sobre tus pensamientos
La única vía para conocer lo que siente la otra persona, es hablar, nadie puede saber lo que pasa por tu cabeza. En este punto, la madurez emocional tiene mucho protagonismo.

3. El NO rotundo de tu pareja.
Piensa si es más importante tu relación o tus satisfacciones sexuales. No para todos es sencillo aceptar una relación abierta, pero si tu pareja ya lo pensó bien y no acepta la no monogamia, deberás decidir entre permanecer a su lado o tu satisfacción sexual. Es importante saber dónde sí y dónde no.

4. Comenzar por las pequeñas cosas
Una de las fantasías más comunes es tener un trío, aunque igual la forma de empezar es poco a poco. Quedar con otra persona, besos, conversaciones; escucha a tu pareja y marcad el ritmo juntos.

5. Ten en mente que habrá mucho errores
Como en la vida en general, se cometerá errores, pero lo importante es aprender, levantarse y crecer. Seguramente comunicarás mal lo que quieres, cómo te sientes e incluso, malinterpretar sus sentimientos o comodidad, pero nada es perfecto.

MÁS SOBRE: