Tamara artista

La dura revelación de Tamara a Toñi Moreno: «Quise quitarme la vida en dos ocasiones»

La cantante confiesa que tuvo dos intentos de suicidio

Ana Más

Esta semana la cantante Tamara visitaba el plató de Déjate querer, el programa que presenta en Telecinco Toñi Moreno. Con esta ha hablado de todo en general, y en particular de los dos terribles años que ha pasado debido al parón profesional que ha tenido durante la pandemia, aunque esto no ha sido lo único que le ha ocurrido durante este tiempo a la cantante.

Ya hace meses, en Sálvame, Tamara le explicaba a Carlota Corredera, que estuvo casi veinte meses sin ingresos: «No entraba nada de dinero en casa, solo salía porque no tenía actuaciones«.

Además, la artista habló con Toñi Moreno del problema añadido que dificultaba mucho más la situación, y es que su hijo pequeño desde los dos años tiene que ir a terapia para ayudarle con un TEA leve del que fue diagnosticado.


Tamara habla con Toñi Moreno sobre la dura etapa que ha vivido

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Tamara (@tamaraoficial)

Al problema económico se sumó el diagnóstico del pequeño, algo que sumió a Tamara en una profunda depresión, tal y como explicaba: «Estábamos absolutamente perdidos porque no sabíamos a qué nos enfrentábamos. Para nosotros fue algo nuevo.» Y quiso matizar que «hay que hacerles saber qué significa el trastorno espectro de autismo, que no es una enfermedad».

La artista recordaba además el episodio probablemente más duro de su vida: «Después de dar a luz a Héctor viví dos años de depresión. Hasta tuvo que venir la ambulancia porque, en dos ocasiones, quise quitarme la vida. Fueron dos años muy complicados para mí, para mi familia y amigos«.

Un episodio del que afortunadamente pudo salir gracias al apoyo de su círculo más cercano. Sobre todo su familia, a la que se refiere como «su triunfo«, y la ayuda de profesionales: «Pero de todo se sale. Lo primero fue ponerse en manos de profesionales, y luego echarle fuerza de voluntad. Un día me levanté y me dije que no volvería a tomar nunca más pastillas para la depresión«.

MÁS SOBRE: