Una chica se lamenta al mirar en la pantalla del móvil una notificación que no le gusta.

El fenómeno ‘Orbiting’: ¿qué es y por qué resulta tan alarmante en las relaciones de pareja?

El nuevo 'ghosting' o la nueva forma de no perderte la pista a través de las reacciones en las redes sociales

Teresa Moreno

Si todavía te estabas familiarizando con el ghosting y el breadcrumbing, ahora llega el momento de hablar del orbiting, un término que como todos sus primos hermanos pone en evidencia que cada vez está más presente eso de “stalkear” a alguien. 

Desde que aparecieron las redes sociales parece que relacionarse se convierte en una tarea cada vez más complicada, en la que surgen nuevos términos, nuevas dinámicas y nuevos hábitos, que marcan la forma de comunicarnos y conocer a gente nueva.

Y es que a quién no le ha pasado que alguna vez se le haya escapado un “me gusta” o una reacción en las publicaciones de algún ligue con el que las cosas no acabaron del todo bien. Sí, has maldecido ese momento una, dos y hasta tres veces, pero nada puedes hacer por cambiar el destino de ese “like”. Ahora bien, lo que sí puedes cambiar es cómo eso puede afectarte, sobre todo, si es la otra persona quién lo hace concienzudamente. Veamos qué significa realmente el fenómeno orbiting. 


Reacciones a una publicacion en Instagram.
Getty

¿Qué es el Orbiting y por qué es mejor huir? 

El término obirting se emplea para hacer referencia a la conducta que uno hace a otra persona a través de las redes sociales. ¿Cómo? Mirando y reaccionando siempre sus stories de Instagram, dando “me gustas” en las publicaciones y todo lo que te imaginas tiene aquí cabida. Eso sí, el único matiz es que nunca entabla una conversación contigo directamente, pero de alguna manera te sigue la pista y reacciona a todo lo que haces y compartes en Instagram, Facebook, BeReal… 

Por lo que el orbiting podría considerarse un auténtico ghosting, pero desde las plataformas digitales. El patrón es el mismo: no existe comunicación de ningún tipo, aunque con la única diferencia que sigue existiendo una vinculación a través de las redes sociales. Lo que significa que ese «contacto» no desaparece del todo porque sigue interaccionando con tus publicaciones.

Este hecho resulta alarmante, especialmente, para la víctima, ya que puede generarles graves problemas de dependencia emocional, que viene marcado por la idea errónea de que el amor es así: uno da y no recibe nada a cambio. Pero realmente, el acto de amar es más generoso y lleva implícita la idea de que hay que cuidarlo a diario. Esta tarea tienen que hacerla todas las partes implicadas y solo una persona, ya que de ser así llevará a incurrir en una relación tóxica.

Una chica coge su móvil y consulta las reacciones a su publicación en redes sociales.
Getty

¿Qué hacer si te hacen orbiting? 

Si alguien ha ejercido orbiting contigo recuerda que es importante frenar y dedicarte mucho autocuidado personal para que no te afecte en exceso y puedas salir de este aprendizaje de la forma más sana.  

Aunque si ves que tenerle como contacto en tus redes sociales no te va a ayudar puedes comunicarle cómo te hace sentir esa situación e incluso, explicarle que por ese motivo has tomado la decisión de eliminarlo de tu red de contactos. Y ya en el peor de los casos y, si ves que esa persona no tiene inteligencia emocional, bloquéala.  ¡Te ahorrás más de un disgusto!

Todo esto ayudará a que, poco a poco, puedas cerrar la historia y avanzar. De la otra forma, es fácil que te enquistes e incluso, tiendas a obsesionarte, lo que no es nada bueno para tu salud mental.

MÁS SOBRE: