A lo mejor estás en «modo duende» y no lo sabes: te contamos qué es

Tiene que ver con un tipo de comportamiento perezoso y descuidado

Ana Más

El hastag #goblinmode, «modo duende», se vio por primera vez en Twitter en 2009. Su uso aumentó durante los primeros confinamientos, pero cuando de verdad estuvo de plena actualidad fue a principios de este año, cuando los lexicógrafos del Oxford English Dictionary les dieron a los ciudadanos tres opciones para escoger la palabra del año entre: ‘Metaverso’, ‘#IStandWith’ y ‘modo duende’.

Esta última ganó por una mayoría aplastante, pero, ¿sabes qué significa el modo duende y porque se relaciona con la pandemia? Según el Oxford english dictionary del término goblin mode es «un tipo de comportamiento autoindulgente, perezoso, descuidado, propio de alguien que rechaza las normas o expectativas sociales.» Algo que sin duda describe a muchas personas tras lo ocurrido en los últimos años que se usa para reflejar el estado de ánimo de muchas personas durante este 2022.

Se asocia a la pandemia porque está relacionado con la actitud de muchas personas de estar desaliñado, en pijama y zapatillas y sin arreglarse, además de teletrabajando y con un gran desapego social.


«Modo duende», ni bueno ni malo: depende de las circunstancias

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de PlayGround (@playgroundmag)

José Antonio López, profesor de sociología de la Universidad Pontificia Comillas, lo asocia con la pandemia, o más bien con los hábitos «que se han reforzado en la medida en que los confinamientos nos obligaron a reducir el espacio vital y con eso aparecieron las bromas incluso en el trabajo, porque la gente a lo mejor estaba trabajando en bata y decía ‘pues llevo cinco días sin quitarme el pijama’»

Según explica López en Nius Diario, cuando vives esta situación siendo joven se convierte incluso en un recurso divertido y dices «pues oye, tampoco estoy tan mal si no salgo de mi reducto en unos días y disfruto de estas cosas y no me tengo que arreglar».

Según otros expertos el éxito del modo duende se puede deber a la hartura de muchos jóvenes por el mandato social de tener que mostrar siempre su mejor cara en redes sociales. “Ahora hay una especie de contraimagen de decir bueno, me muestro sin maquillar o sin peinar o sin haber salido de casa en tres días y no pasa nada», explican.

Y es que se trata de un desaliño que, como apunta López, es gracioso, ya que «el goblin tiene algo de cómico que yo lo veo muy con el espíritu adolescente del desaliño, con ese punto juvenil de llevar un poco la contraria». También añade que no es ni bueno ni malo, sino que todo depende de las circunstancias de cada uno, pudiendo ser muy positivo para «una persona que vive demasiado condicionada por la opinión de los demás, que sufre por ello y que necesita reforzar su identidad y su autoestima», pero fatal para una persona a la que le cuesta mucho relacionarse.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO