¿Por qué tienes fallos de memoria? No es la edad

Hacerse mayor no es el único motivo de que tengamos olvidos frecuentes

Ana Más

A muchas personas les preocupa tener mala memoria y sobre todo empezar a perderla, pero no todas las pérdidas de memoria están asociadas al Alzheimer y a la edad, hay otros muchos motivos. Uno de ellos puede ser la edad, pero no es el único.

A veces la memoria falla por fatiga física o mental, estrés, por exceso de información, por falta de práctica, falta de sueño e incluso una dieta inadecuada. Y es que para mantenerla ágil, la memoria debe ejercitarse. 

Los efectos secundarios de algunos medicamentos, la falta de vitamina B12 , una mala alimentación e incluso  algunas infecciones pueden ocasionar problemas de memoria. Además de los problemas emocionales cómo el estrés, la ansiedad y la depresión.


¿Por qué puedes notar falta de memoria?

Memoria

Y es que tal y cómo explican desde la web Cuidum.com, «Cuando el cuerpo entra en hiperalertas para hacer frente a una crisis, una serie de cambios bioquímicos que se llevan a cabo alimentan el sistema de respuesta de lucha o huida….Como resultado, el cerebro pierde células y tiene dificultades para formar nuevas neuronas. Esto crea problemas con el pensamiento cognitivo, especialmente con respecto a la retención de nueva información.»

Otra de las razones que pueden afectar a nuestra memoria es la falta de ejercicio físico, tal y cómo explica en La Vanguardia, la doctora Carla Abdelnour, coordinadora del Grupo de Estudio sobre Cognición y Conducta de la Sociedad Catalana de Neurología, de la Academia de Ciencias Medicas de Catalunya, “El ejercicio físico disminuye el riesgo de desarrollar deterioro cognitivo, por lo que se recomienda realizar ejercicio físico aeróbico: por ejemplo, caminar 30 minutos diarios” y es que hacer ejercicio «estimula la liberación de sustancias químicas en el cerebro que mejoran la salud de las células cerebrales.»

Y por supuesto una mala dieta que incluya altas cantidades de azúcar y comida ultraprocesada no es buena para la memoria ni para la salud en general, ya que las grasas malas y el azúcar deterioran la memoria espacial y la flexibilidad cognitiva y se relacionan con la pérdidas de memoria.

La falta de Vitamina B que antes mencionábamos es otra de las causas, “La hipovitaminosis B12 y las alteraciones de la hormona tiroidea pueden cursar con deterioro cognitivo, es por ello que siempre en el estudio de una persona con sospecha de deterioro cognitivo, se solicitan los niveles de vitamina B12 y de hormona tiroidea (TSH y T4 libre) para descartar su alteración”, explica la experta.

Algo en lo que los expertos coinciden en que un diagnóstico precoz es fundamental para prevenir o frenar el deterioro cognitivo, por eso es importante conocer sus factores.

 

MÁS SOBRE: